Get Adobe Flash player
header2

COPA CORDOBESA | ESTUDIANTES

El Pincha tropezó ante el local

CopaTalleresEdlpFoto: www.twitter.com/CATalleresdecba

ManuSanz

Estudiantes jugó su segundo partido en el Torneo Internacional Sub 15 en Córdoba y cayó 4 a 2 frente a Talleres en un encuentro muy duro y con muchas emociones. Imanol Enríquez anotó los tantos del Pincha, que volverá a jugar mañana ante Danubio.

En la cancha auxiliar del Estadio Mario Alberto Kempes, el Pincha fue superado por Talleres y cayó 4 a 2. Aunque tuvo un buen funcionamiento, los de Mauricio Perotti sintieron la diferencia física ante un equipo muy fuerte y no pudieron repetir lo hecho en el debut.

El local hizo uso de sus mejores armas y aprovechando los errores albirrojos terminaron siendo justos ganadores.

Los once titulares del León que salieron a la cancha fueron Facuando Monetti; Nahuel Machado, Patricio Ruscitti, Jorge Tapia, Franco Morelli; Deian Verón, Andrés Ayala, Matías Pellegrini, Alexis Encina, Nicolás Patrault y Joaquín Yagante. En el banco, estuvieron Ludueña, Gonzalía, Pérez, Enríquez, Guerra, González y López.

El encuentro comenzó parejo, sin que ningún equipo se impusiera ante el otro. La primera mitad terminó igualada en cero y se reservaron las emociones para el complemento. Allí, Talleres pegó primero y, en pocos minutos, se puso 3 a 0 con dos golazos de Zarantonello, el 9 cordobés.

Para cambiar el rumbo del duelo, Mauricio Perotti decidió mandar a la cancha a Gonzalía y López, en lugar de Machado y Encina, pero no pudo con la ráfaga de goles de la T. Desde el banco, Imanol Enríquez aportó su cuota de gol y descontó en dos oportunidades para el conjunto platense. El Pincha mejoró en el final y se hizo dominador del juego logrando así ambos descuentos. Lo dicho, el poderío de Talleres estuvo en el físico, y esto Estudiantes no lo pudo resolver.

Mañana tendrá revancha, ya que enfrentará a Danubio de Uruguay muy temprano, 8:30 horas, por la tercera fecha del campeonato cordobés. El único resultado que clasifica a Estudiantes es el triunfo, por lo que el objetivo está más que claro.