Get Adobe Flash player
header2

CUARTA | GIMNASIA

Impuso su fútbol pero le faltó el gol

El equipo de Mariano Messera fue superior a Independiente y tuvo las más claras para ganar, pero el 1 del Rojo tuvo una mañana espectacular y sostuvo el 0-0.

cuartagelpindepJonás Ale Corvalán fue expulsado ante el Rojo (Foto: Germán Campigli)

RodrigoMarquez

Lo positivo fue el juego, la intención de progresar siempre con la pelota por el piso y asociando jugadores, la actitud ganadora, la voluntad de ir por la victoria y no conformarse nunca con el empate. Lo negativo lo marcó lo numérico, ya que más allá de todo eso la Cuarta de Gimnasia no pudo trasladarlo al resultado y empató 0-0 con Independiente. El responsable principal de la igualdad fue el arquero Franco Velez quien con tres tapadones, uno de ellos en la última acción del partido, dejó con un sabor amargo al Lobo.

El inicio se caracterizó por la paridad, una lucha en el medio por el balón y sin ninguno que lograse profundizar más allá de tres cuartos. Con el paso de los minutos el Tripero se afianzó, Agustín Bolivar impuso su presencia en el centro del campo y Mariano Rivadeneira y Alexis Alegre empezaron a juntarse y a hacer jugar a los demás. Los puntas Daian Garcia y Jonás Alé Corvalán no se cansaban de tirar diagonales y faltaba una cuota de precisión en la habilitación final para que quedasen cara a cara con el 1.

Ese toque justo llegó recién a los 40 desde los pies de Rivadeneira, y García entró solo por la derecha, remató abajo sobre el primer palo y Velez respondió mandandola al tiro de esquina. Las chances no abundaron pero Gimnasia fue el protagonista de la etapa inicial, le quitó la redonda a Independiente e hizo su fútbol. No sufrió atrás ningún contragolpe y siempre ganó la segunda pelota.

A todo eso el Lobo le agregó picante, profundidad, desequilibrio cerca del área, y agudizó su dominio. En el complemento solo quedó pendiente lo más importante, inflar la red. Ya en 5 minutos contó con dos aproximaciones. La primera con una palomita de Daian Garcia que controló el arquero y la otra con un zapatazo de Alegre desde muy lejos que casi se clava en un ángulo. Cada vez las situaciones eran más claras y a los 9 Garcia la bajó adentro del área, hizo pasar de largo a un defensor y definió apenas desviado.

El equipo de Messera recuperaba rápido con una excelente labor de Bolivar, la tenía en los pies de Rivadeneira, Jones y Alegre y hacía ancha la cancha con Alé Corvalán, imparable por la derecha. Y a los 14 Velez fue obligado a lucirse para aguantar el 0. El lateral Speck se proyectó por la izquierda, mandó un centro al punto penal, Rivadeneira ganó de cabeza pero el 1 tuvo unos reflejos increíbles y evitó el gol. En la jugada siguiente García quedó cara a cara con Velez y éste otra vez se hizo gigante y salvó al Rojo.

Independiente sólo resistía y a los 22 parecía que todo se le complicaba más porque el central Juan Laguna vio la segunda tarjeta amarilla y se fue expulsado. Era una oportunidad que se le abría a Gimnasia, sin embargo le duró muy poco ya que tres minutos después Jonás Alé Corvalán recibió una polémica roja dirécta y quedaron 10 contra 10. Esta situación perjudicó al Tripero debido a que el extremo ganaba siempre con su velocidad, era un dolor de cabeza para la defensa de la visita y además un instante antes había ingresado el tanque Leandro Tapia para nutrirse de sus envíos.

La postura de ambos no se modificó, con el Lobo jugando en campo contrario, ambicioso por la victoria, y un Independiente conforme con el punto, pero el local perdió paciencia y lucidez en los metros finales. Aún así, contó con el tiro del final. Ya se disputaba el tiempo adicionado cuando Gian Córdoba cabeceó tras un tiro de esquina y Velez se la sacó de al lado del palo para que todo el banco Albiazul se tome la cabeza. Solo restaron segundos para la expulsión de Maximiliano Guardia, por un supuesto golpe sin pelota, antes de que suene el pitazo final.

El 0-0 no se movió y para Gimnasia dejó un sabor amargo, mucha bronca en los futbolístas, porque hicieron todo para llevarse un triunfo y no pudieron sumar dos puntos más para la tabla general. La pelota, a diferencia de otros partidos, esta vez no quiso entrar. Dicho esto, es para resaltar el nivel de la Cuarta División y solo debe insistir en sus formas.

cuartagelpindepsint