Get Adobe Flash player
LOGO todo juveniles
                     facebook-icon-preview  twitter-logo-final  logoinstagram

OCTAVA | GIMNASIA

Ganó y cortó la sequía

Los pibes del Lobo superaron 1-0 a Gimnasia de Mendoza con gol de Julián Orsini y sumaron de a tres por primera vez en la temporada.

OctavaGelpMendozaRodrigoMarquez

Al fin, después de una espera de cuatro fechas, el triunfo y su descargo llegó para la Octava de Gimnasia. El gol de Julián Orsini a los 2 minutos del segundo tiempo le dio el 1-0 sobre su homónimo de Mendoza, un resultado corto pero importante, trabajoso y sufrido hasta el final. Los puntos más altos del Lobo fueron Lautaro Chávez, incansable, rápido, hábil, un dolor de cabeza durante todo el partido, y Alejo Daher, la voz de mando, el guerrero de la mitad de cancha y quien ilumina el camino en los peores pasajes. La contundencia para liquidarlo fue la cuota pendiente, pero el equipo de Martín Saggini sumó tres puntos valiosos.

Al inicio les costó a los dos. Gimnasia de Mendoza hacía su trabajo, incomodaba al Tripero y lo sostenia lejos de su arco. El dueño de casa tenía la obligación y necesidad de ganar, pero se mostraba muy impresico en los pases y en las habilitaciones a Manuel Pagano. Sin un sustento colectivo, la superioridad la empezó a marcar Chávez. A partir de los 20 minutos tomó las riendas del ataque y a puro encare complicó a la defensa rival. A los 28 amagó en el borde del área, se hizo un espacio y remató potente abajo pero Galo Rodriguez estaba bien parado y atrapó la pelota.

El método pasó a ser dársela al número 10 para que se las ingenie y cree situaciones con su capacidad individual. Al mismo tiempo, Daher se fue adueñando de la mitad de cancha, recuperaba rápido el balón, y el Lobo acorralaba a la visita. Cuando el reloj marcaba 38 de juego Chávez tomó la redonda en la derecha, se metió al área gambeteando defensores como si fueran conos, le pegó, pero un rebote en un central evitó lo que hubiese sido un golazo. Así termino la primera etapa, con un 0-0 pero también con un rendimiento de menor a mayor en el Gimnasia platense.

A la vuelta del descanso, en los 15 iniciales del complemento, se vio la mejor versión colectiva del Albiazul. Contó con un ataque más compacto, respaldado por los mediocampistas, acedió a su adversario, lo metió contra su área y tuvo el premio de ponerse en ventaja. Iban dos minutos cuando Orsini ganó de cabeza, el arquero atajó pero dejó la pelota muerta en el área y el mismo delantero lo aprovechó y con un tipo potente marcó el 1-0. El envión anímico y la traquilidad del resultado hicieron que el dueño de casa se suelte más, y a los 5 Emiliano Luna casi anota el segundo con un bombazo de mitad de cancha.

El dominio se prolongó y a los 15 un despeje encontró a Chávez,quien dejó atrás a su marcador a pura velocidad, se metió al área y definió al primer palo pero Rodriguez llegó bien abajo y la mandó al tiro de esquina. Después de ese aluvión el Tripero no logró sostener la intensdad y, si bien Gimnasia de Mendoza no se mostraba amenazante, dejó de generar peligro y el 1-0 era un resultado corto y de final incierto. En ese momento la figura sobresaliente fue Daher, para apagar cualquier intento de reacción de la visita.

 El Lobo no se iba a quedar con los tres puntos sin antes sufrir. Las pelotas paradas pasaron a ser la fuente de esperanza del equipo mendocino y en una estuvo al borde del empate pero un defensor despejó sobre la línea ante una salida en falso de Matías Martinez. Mas allá de eso, el rival de turno no tenía recursos para poner en riesgo la victoria, el tiempo pasó y el 1-0 no se modificó. Fue el primer triunfo de la Octava en esta Etapa Clasificatoria, un desahogo para los pibes que puede servir de cara a lo que viene.

octavagelpgmza