Get Adobe Flash player
header2

SÉPTIMA | GIMNASIA

Una victoria que lo deja expectante

El equipo de Leo Noce, sin sobrarle nada, se impuso ante el conjunto mendocino. La perla frotó la lámpara y el Lobo festejó. La próxima se mide ante Patronato, una final por un lugar en la Copa Campeonato

SeptimaGelpMendozaDamianFlores

La 2000 encabezó una jornada exitosa para las menores en Estancia Chica imponiéndose ante Gimnasia de Mendoza por 1-0. El Tripero se acomodó rápidamente en el campo rival y a los pocos minutos facturó con una gran jugada colectiva. Elías Ramírez decoró para que el Lobo se quede con la victoria. Una victoria que mantiene firme la esperanza de la clasificación.

Con la necesidad imperiosa de sumar, las divisiones formativas llegaron al choque con el Lobo mendocino sin margen de error. Solo sumar lo podía poner al tripero expectante por un lugar en la Copa Campeonato. Fue así que los de Noce, sin dar nada por perdido encararon el desafío de hacer lo propio y esperar.

El Pituco no encontró la forma de lastimar a un Gimnasia que se plantó bien en el fondo, que estuvo sólido de manera que el peligro se mantuviera lejos del arquero tripero. A los 10´, Tomás Chávez encontró un hueco entre la línea de defensores, se acomodó y sacó el disparo que se fue rozando el palo derecho del uno Mens Sana.

Fue así que los dirigidos por Noce no tardaron en asomarse al área de Sergio Pérez: centro desde la izquierda y, en soledad, Luciano Silva tomó desprevenida a la defensa mendocina y el 8 Mens Sana aprovechó la mala salida del arquero; de sobre pique metió el cabezazo que parecía tener destino de gol, pero el uno se repuso y en la línea evitó la caída de su valla.

Dueño de la mitad del campo, el equipo albiazul se decidió a llegar a fondo por las bandas y lo logró. Corrían los 17´ de la primera parte y otra vez el siete tripero le puso una pelota exquisita a Bautista Barros y en soleada, el volante se escapó por el andarivel derecho, levantó la cabeza y le cedió la pelota a Elías Ramírez para que el once defina con un remate junto al palo de Pérez y así poner arriba al Mens Sana por 1-0.

La visita tardó en responder y a los 28´ tras una buena jugada individual de Facundo Reveco,  Benjamín Velazco se acomodó cerca del límite del área grande, y desde lejos probó al arco de Joaquín González con remate que se fue rozando el travesaño.

Sobre el final, los dirigidos por Gastón Corvalán tuvieron la oportunidad más clara de los primeros 45 minutos. Otra vez Reveco, que desde mitad de cancha avanzó con el balón dominado, se metió entre Rognoni Y Enrique, se perfiló y definió ante Joaquín González que, con los pies mandó la redonda al córner.

De esta manera, y con el pitazo final del juez, la primera parte se fue mostrando al equipo de Leonardo Noce que arremetió en los primeros minutos, que encontró la ventaja y se acomodó ante un conjunto mendocino que no tuvo la profundad necesaria para lastimar, pero además, demostró que con poco, lo desbarató y obligó a González a intervenir para mantener el cero en su arco.

El complemento se presentó con un ritmo bastante distinto al de la primera parte. Matías Miranda tomo las riendas del Mens Sana, jugando y haciendo jugar a la 2000, que cuando se asoció con Ramírez, tuvo la más clara. Corrían los 7´ cuando con una pared, el capitán tripero y el autor del gol armaron una jugada de pizarrón que culminó con el disparo del 10 que se fue cerca del travesaño.

La visita reaccionó y, con el correr de los minutos fue ganando confianza y ocupó el terreno tripero con Facundo Reveco, el punta de lanza con el balón dominado inquietó al equipo de Noce que se desprotegió y por poco, el elenco albinegro logra la igualdad. Fue así que a los 36´ un remate controlado por González se le escurrió de las manos y con lo justo se repuso del error.

Pero sobre el final, la última oportunidad clara fue para el Lobo. Miranda encontró una grieta en la defensa pituca, llegó hasta el límite de terreno y lanzó el centro para Lucas Gini, que no llegó a empujarla para aumentar la ventaja para el Lobo.

De esta manera, Gimnasia se quedó con los tres puntos de la jornada ante su homónimo de Mendoza. Sin ser superior, mostró ser un equipo que, con el gol de la ventaja se relajó y sin sobrarle nada, le alcanzó para quedarse con los tres puntos. Se asoma Patronato, rival al que la 2000 visitará la próxima semana y con chances matemáticas de clasificar, no hay margen de error.

septimagelpgmza