Get Adobe Flash player
LOGO todo juveniles
                     facebook-icon-preview  twitter-logo-final  logoinstagram

SEXTA | GIMNASIA

Remontada e igualdad con una explicación central

El Lobo consiguió un valioso empate premio a arriesgar y a la virtud de sus zagueros.

SextaGelpPatronatoNacho Sabatini escapa con la pelota, una de las constantes del segundo tiempo (Foto: Bruno Valenti)

LautaroPerez

Ya con la clasificación a la Copa Integración consumada, los dirigidos por Darío Ortíz saltaban al campo de juego del predio de Abasto, en busca de una buena actuación que le deje tres puntos en el haber, para cerrar con una buena actuación la etapa de clasificación. Si bien Gimnasia no jugaba bien y perdía por dos goles con Patronato al término del primer tiempo, pudo remontar las acciones para terminar igualando 2-2. Y si a eso le sumamos que, al inicio del complemento, perdió a su goleador por más de 40 minutos, el empate conseguido por los nacidos en el 1999 es más que valioso. Es cierto que no jugó del todo bien, pero sumó y eso siempre es importante. Los goles fueron anotados por la dupla de defensores centrales: Agustín Koppel y Tomás Fernández.

Último turno de la tarde gris en Estancia Chica y las cosas no arrancaban bien para los del "Indio" Ortíz. Es que pocos minutos después del inicio del juego, Tomás Cáceres se mandó una gran corrida por la banda derecha, y cuando llegó al fondo sirvió un centro atrás que encontró a Alexis Juárez. El 10, como venía, la puso bien pegada al palo derecho del arquero tripero Lautaro Banegas para gritar el primero del encuentro. 1-0 casi desde el vestuario para los entrerrianos.

Luego del gol, la visita no se apichonó y enseguida fue a buscar el segundo. Y cerca estuvo de conseguirlo cuando, luego de una serie de los ya habituales agarrones en el área defendida por el 1 albiazul, el árbitro cerca estuvo de cobrar penal en favor de Juan Bizai. 

El Patrón era más peligroso que su rival, que se encontraba aturdido luego del frenético arranque del rojinegro y no podía reaccionar. A Gimnasia le costaba hilvanar tres pases seguidos y así su juego nunca podía prosperar. Tanto Caraballo como Sabatini se encontraban muy solos en la ofensiva, además de lejos uno del otro. Esto hacía muy difícil la generación de juego por parte de los triperos, quienes ni se acercaban al arco defendido por Chaves.

Llegando a los 20', pese a la salida por lesión de Tomás Cáceres (uno de los más peligrosos hasta ahí), los de Paraná seguían siendo superiores. A los 22', Ruilova pidió la bocha en un tiro libre frontal y el disparo que salió de su zurda se estrelló en el travesaño del arco defendido por Banegas, que sólo atinó a mirar el bonito remate que sacó el lateral de Patronato.

Hasta ahí, nada de Gimnasia. Y todo de los dirigidos por Díaz. A los 24', Cornero desbordó por el sector derecho y la bola le volvió a quedar a Juárez, como en el gol. Pero esta vez, para desgracia de su equipo, el disparo del volante tras una muy buena mediavuelta, se fue alto y desviado. Pocos minutos después, quien volvió a desnivelar por la banda fue Franzoni. El punta mandó un exquisito centro que llegó a cabecear Cornero, pero Banegas le negó el gol con una tapada fenomenal. Pese a esto, todos miraron en la defensa azul y blanca, por lo que la pelota fue a parar a la cabeza de Emiliano Griffa, quien sólo tuvo que empujarla de cabeza frente al arco vacío. El rojinegro se ponía en ventaja 2-0 y no había nada para reprochar.

Recién pasada la media hora, el Lobo pudo llevar algo de peligro al arco de Chaves. Iván Correa saltó más alto que todos tras un córner y metió un testazo que sacaron justo en la línea los defensores de la visita.

Llegados los 38' de la primera mitad, el "Indio" Ortíz sorprendió con un cambio, que no realizó por lesión sino para cambiar y acomodar tácticamente el equipo en busca del descuento. El ex DT de la Primera División Mens Sana buscó un golpe de efecto mandando a Estanislao Jara a la cancha (uno de los mejores del juego) en lugar de Correa. Gimnasia había podido emparejar un poco el trámite, por lo que le sobraba un defensor en la última línea. Así fue que su técnico sacó un defensa, y paró una línea de 3 en el fondo, retrasando a Prefacio. Y en la última de la primera etapa, Juan Bracco (otro de gran partido y mucho despliegue) le mandó un centro a la cabeza al goleador Caraballo, que al cambiarla de palo la mandó apenas afuera.

Justamente el goleador Khalil Caraballo recibiría malas noticias ya comenzado el complemento. Es que a los 3', el árbitro interpretó que el 9 golpeó sin pelota a un defensor rival previo a un córner, por lo que le mostró la roja. El "Colo", indignado, no podía entender como dejaba a su equipo con uno menos. Gimnasia, que había sufrido complicaciones hasta ese momento, perdía al mejor jugador de la etapa de clasificación.

Pero por más que parezca que este sería el punto de inflexión para mal en el partido, resultó ser todo lo contrario. A partir de allí, el equipo local sacó un plus. Esos que se necesitan para remontar un marcador adverso y con un jugador menos en la cancha. Sabatini se cargó el equipo al hombró, Bracco empujó tomando la pelota desde el fondo y los centrales aguantarían todos los embates del "Santo" junto al capitán Prefacio. A partir de ahí, el albiazul comenzó a crecer lentamente.

Por si fuese poco, Ortíz mandó a la cancha a dos jugadores de características ofensivas: Napolitano y Bahía. El Lobo volvía a tener una referencia en el ataque y ahora sí iba en busca del descuento. El equipo manejaba la pelota, pero le costaba llegar claro al arco de Chaves ya que Patronato se defendía bien y esperaba atrás para salir de contragolpe.

Y cuando parecía que la solidez defensiva del conjunto de Entre Ríos obligaría a los platenses a desistir en búsqueda del gol, apareció la cabeza de Agustín Koppel, que saltó más que todos y con un firme cabezazo junto al palo, puso el 1-2 luego de un córner bien ejecutado desde la izquierda. Ahora Gimnasia, que jugaba mejor que su rival, tenía otro ánimo para llegar al empate a pesar de la inferioridad numérica.

Por lo mencionado, el dueño de casa dejaba espacios en defensa que hasta los 38', su rival no había podido aprovechar. El reloj marcó eso cuando Franzoni picó habilitado y se fue sólo mano a mano con Lautaro Banegas, quien le tapó una pelota infernal para dejar a su equipo en partido. En el banco se agarraban la cabeza. Sabían que lo podían lamentar, y así fue. Porque un minuto después de esa chance, a Chaves se le escapó una pelota tras un tiro de esquina, y la misma le quedó al otro zaguero tripero, Tomás Fernández, que estaba atento para marcar la igualdad con un toque suave a la red.

El cotejo ya estaba 2-2, y en el final podría haber sido victoria para cualquiera de los dos. Primero lo tuvieron los de Paraná: Franzoni picó sólo de nuevo tras pase en cortada y encaró a Banegas. El delantero esta vez logró gambetar al portero, y cuando tenía todo al arco a su merced erró un gol ¡imposible!. Nadie lo cerraba ni lo molestaba, sólo debía acertarle al arco. Pero pateó fuerte y la pelota salió cerca del primer palo. Segundos después, Fernández volvió a ganar de cabeza y casi marca su doblete y la victoria para el equipo local. Fue final, con empate en 2.

De esta manera, si bien también contó con un poco de fortuna para seguir en partido en determinada situación, el Lobo tuvo premio a no resistir en la búsqueda del empate, y su DT premio por arriesgar cuando todo parecía perdido. "Jueguen como saben, tienen un coraje (en otras palabras) bárbaro", gritaba el "Indio" desde la línea de cal. Sus jugadores respondieron en el epílogo y lograron igualar el marcador, sumando un punto valioso por el marco del encuentro. 

Con este punto obtenido en la última fecha, Gimnasia pone fin a una irregular etapa de clasificación, en la que ganó dos partidos, perdió otros dos, e igualó tres contando el de hoy. Balance final de 9 unidades para el equipo de Darío Ortíz, que deberá seguir trabajando. Potenciando virtudes, corrigiendo defectos. Todo esto, de cara a la Copa Integración que comienza el mes próximo, y que debe tener al tripero sí o sí como protagonista principal de cada división.

SextaGelpPatronato