Get Adobe Flash player
header2

CUARTA | GIMNASIA

Con sabor a derrota

El equipo de Mariano Messera empató 2-2 ante Patronato en Estancia Chica, en un partido que no pudo liquidar.

CuartaGelpPatronatoRivadeneira festeja el 2-1 parcial y el arquero se lamenta (Foto: Bruno Valenti)

RodrigoMarquez

Lo ganaba dos veces y jugó todo el segundo tiempo con un jugador más pero el resultado final fue 2-2 para la Cuarta de Gimnasia ante Patronato, con goles de Agustín Bolivar y Mariano Rivadeneira. El Lobo demostró superioridad en casi todo el juego, tuvo la pelota la mayor parte del tiempo, pero el hecho de no cerrarlo, sumado a algunos descuidos defensivos hizo que el triunfo no se consume. La presión de jugarse la clasificación a la Copa Campeonato también se convirtió en un factor clave que repercutió en el cotejo.

La mañana comenzó expectante para el anfitrión, al saber que era la última posibilidad de meterse a competir entre los mejores el resto del año. Y los primeros pasos fueron positivos. Antes de los 10 minutos el Tripero se puso en ventaja con una gran combinación entre Rivadeneira y Bolivar, el primero con un centro rasante y el segundo con un toque de primera que acomodó la redonda sobre el palo izquierdo. Un 1-0 a esa hora tranquilizador y esperanzador.

La ventaja le dio soltura al equipo y presencia en la cancha. Bolivar manejaba todo dese el centro del campo, marcaba en ataque, hacía relevos y siempre un primer pase preciso, mientras que por delante de él el trio de Iván Jones, Enzo Martinez y Rivadeneira se asociaba para crear y hacer correr el balón de un lado a otro. En una de esas acciones, Martinez filtró un pase para Jones y éste por muy poco no llegó a desviarla para marcar el segundo.

El contexto de confort, poco a poco, produjo un efecto de adormecimiento en Gimnasia. Si bien mantenía el control del campo y pelota, no profundizaba ni le daba esa cuota de picante de tres cuartos hacia adelante, por lo que Patronato no sufría situaciones de riesgo. Los puntas Daian Garcia y Jonás Alé Corvalán quedaban afuera de ese circuito de toques. El no estampar el 2-0 le jugó en contra, y a los 36 la visita encontró un gol inesperado. EL volante Deppen metió una corrida bárbara, apiló rivales y, tras un rebote en Guardia, la pelota se depositó en la red.

Todo parecía complicarse, pero los buenos augurios llegaron otra vez a Estancia Chica. Primero a los 37, con la expulsión por doble amarilla de Emanuel Giraudi, y luego a los 43, cuando Rivadeneira se llevó puesta la pelota y al arquero Belloni se le escapó para que el Lobo vuelva a pasar al frente de cara al complemento.

Con uno más el Tripero salió decidido a liquidarlo temprano y a los 2 de juego de la etapa final Rivadeneira habilitó a Martinez, este se la corrió al 1 y definió, pero esta vez Belloni se redimió de su error con una estirada fantástica. A partir de ahí la historia del primer tiempo se repitió, con un Gimnasia que carecía de precisión para terminar las jugadas, un reloj que corría y una inquietud cada vez más grande ante la imposibilidad de sacar dos goles de diferencia.

Patronato estaba ordenado con dos líneas de cuatro y un solo delantero, agazapado ante el mínimo error de su rival. Y esa acción se produjo. Iban 19 cuando Maxi Guardia controló mal en la salida, Emanuel Ojeda se la robó, quedó de frente al arco pero remató muy desviado. Ese fue al aviso  y tres minutos más tarde llegó la confirmación. El juez sancionó penal en favor del equipo de Paraná y Ojeda esta vez no falló, con un disparo potente y a la izquierda de Pablo Torres.

Gimnasia intentó de ahí hasta el final, metió a Patronato contra su área y generó chances claras en los pies de Garcia o Alé Corvalán, pero Belloni dijo siempre presente para impedirle el tercer gol. Messera tiró a la cancha a Tapia y Reali, se la jugó en busca de una victoria que necesitaban como el agua, pero el destino le fue esquivo y el 2-2 no se modificó. Al final de la jornada todo dolió más porque el objetivo de la Copa Campeonato no se alcanzó, pero ahora tienen que aspirar a repetir lo del año pasado, cuando la Cuarta fue campeona de la Copa Integración.

CuartaGelpPatronato