Get Adobe Flash player
LOGO todo juveniles
                     facebook-icon-preview  twitter-logo-final  logoinstagram

CUARTA | GIMNASIA

Partido irregular y derrota sorpresiva

Los más grandes de las juveniles perdieron su primer partido en lo que va de la Copa Integración, a manos de Almirante Brown y en Estancia Chica.

CuartaGelpAteBrownPelu Ledesma ingresó en el complemento como una variante en ataque (Foto: Bruno Valenti)

RodrigoMarquez

Gimnasia tuvo la victoria pero no supo cuidarla, le faltó tranquilidad y control del juego tanto en el 1-0 como en el 2-1 y lo terminó perdiendo 3-2 ante un Almirante Brown que nunca se desesperó ni se salió de su idea. Los goles de Alexis Alegre y Martín Martucci no fueron suficientes para un equipo que no contó con muchos jugadores de su columna vertebral, como Gian Córdoba, Agustín Bolivar, Mariano Rivadeneira y Daian García.

El partido nunca expuso a un dominador claro y estuvo marcado por momentos de uno y otro, sobre todo después de cada conquista. La regularidad en la tenencia de la pelota, una característica que distingue al conjunto de Mariano Messera, esta vez no fue tal debido a imprecisiones en la mitad, y el Lobo lo sintió. Así se desarrolló el primer cuarto de hora, pero el Mens Sana no perdonó en la primera acción que pisó el área: Leandro Tapia se abrió por la derecha, mandó un centro bajo, un defensor la dejó muerta en el punto penal y Alegre llegó sólo de atrás y anotó el 1-0 con un derechazo potente.

La ventaja le otorgó paciencia y posesión a Gimnasia, Alegre agarró confianza y se conectó más con Enzo Martinez pero cuando el funcionamiento colectivo estaba más aceitado, la visita dijo presente en el encuentro. Tras una pérdida en la mitad de cancha y una gran asistencia, Diego Villarren quedó cara a cara con Pablo Torres y con una definición cruzada estampó el 1-1. La paridad frenó al Tripero, su fútbol se estancó y los errores en el traslado se hicieron frecuentes.

Con ese contexto Almirante Brown casi marca el segundo a los 27, cuando Javier Garibaldi la perdió en el borde del área y dejó solo a Jesús Vega, quien intentó colocarla pero Torres se la sacó con el pie. En el rebote y sin arquero, Erik Sayago la tiró por arriba del travesaño. Seis minutos más tarde el lateral izquierdo Román Campistegui la cambió de frente para Villarren y este casi infla la red otra vez. El Albiazul no se encontraba en la cancha y el pitazo que indicó el inicio del entretiempo fue un alivio.

El descanso significó un refresco de ideas para Gimnasia, un volver a empezar necesario. Salió a disputar el complemento con otra postura, firme en campo contrario y volviendo a apostar por el manejo del partido a través del control de la pelota. Transcurrían 8 cuando Tapia sacó una media vuelta que contuvo Matías Santa Cruz, y a los 17 llegó el 2-1. El Colo Martínez ejecutó un tiro libre con precisión, Martucci anticipó a todos y de cabeza la acomodó junto al primer palo.

El marcador le sonreía por segunda oportunidad al Lobo, pero esa alegría le duró solo un suspiro. En la jugada siguiente el extremo izquierdo Sayago marcó el 2-2 y le devolvió la igualdad al juego. El dueño de casa sintió el impacto, perdió la fluidez en todo lo que restó y empezó a compartir la redonda con el aurinegro. Todo se hizo trabado, cortado, con los dos equipos yendo para adelante con mucho ímpetu pero con pocas ideas. Parecía que el resultado era inamovible, pero a 5 del cierre Esteban Quiroz aprovechó una serie de rebotes y con justeza depositó la pelota al lado del poste izquierdo de Torres para el 3-2 definitivo.

Gimnasia tuvo la ventaja en dos ocasiones y, a diferencia de otras presentaciones, le faltó contundencia para liquidar e inteligencia y tranquilidad para sostener la diferencia. Fue irregular en la tenencia del balón, una de sus grandes cualidades, y perdió el invicto. Ahora se viene Platense, en lo que será una oportunidad para recuperar el buen fútbol que venía demostrando y regresar al triunfo.

CuartaGelpAteBrown