Get Adobe Flash player
header2

OCTAVA | GIMNASIA

Doblegó al Calamar y sigue invicto

La Octava sigue sin conocer la derrota y llegó a los 10 puntos producto de dos victorias y un empate. Cabe recordar que el equipo de Gatti, ya purgó su fecha libre en el torneo.

OctavaGelpCaballeroJoaquín Caballero abrió la cuenta para el Tripero (Foto: Archivo)

DamianFlores

Suma puntos, y en simultáneo la confianza crece con el correr de los partidos. La 2001 aún no conoce la derrota en la Copa Integración, y en condición de local esa racha sumó un eslabón más en la cadena de la lucha entre los primeros puestos de la tabla general. Fue 2-0 ante Platense donde el conjunto tripero logró otra victoria importante para meterse en la discusión, de cara al octagonal final.

Tres victorias y un empate fueron los logros hasta el momento con los que este grupo, ahora con Fernando Gatti a la cabeza mantiene firme su ilusión. Este grupo pasó una etapa difícil con el alejamiento de Martín Saggini, quién formó las bases del equipo desde principio de año y que ahora se ajusta a la idea y estilo de juego de un nuevo técnico, que continua por esa buena senda.

Lo cierto es que le costó, y las acciones de peligro fueron casi nulas. Platense se presentó en la cancha número uno de Estancia Chica como un rival duro, exigente y sobre todo agresivo plantándose en la mitad del campo de juego casi sin dejar espacios claro. Pese a esto, Gimnasia fue perseverante, con un Chávez desequilibrante, que con su técnica y habilidad hizo la diferencia, y con Manuel Pagano que se animó a jugar más retrasado para recuperar la pelota.

A los 23´ el equipo Mens Sana tuvo la primera ocasión de peligro cuando, tras un despeje desde el fondo, Gonzalo Almeida asistió a Manuel Pagano que, a las espaldas de Brites se pudo perfilar para sacar el derechazo que se fue rozando el palo derecho de Farguez. El tripero con poco incomodó al uno del Calamar y con el correr de los minutos fue ganando confianza para decidirse a atacar.

Ahí encontró el camino. Corrían 28 minutos de juego cuando Lautaro Chávez tras una serie de rebotes cerca del área del conjunto de Saavedra, disparó a la valla custodiada por Hernán Faguez que, rápido de reflejos se sacó de encima la responsabilidad mandando esa pelota al córner. Se asentó, le costó imponer su idea de juego pero el equipo albiazul obligó a responder al uno de la visita en dos ocasiones más que claras.

Platense parecía reaccionar. Santiago Quinteros aprovechó un descuido en la última línea, se acomodó y sacó un potente remate al arco de Nahuel Manganelli que, con lo justo puso su guante derecho para enviarla al saque de esquina. Un descuido casi lo hace correr en desventaja al grupo dirigido por Gatti, pero el uno, en una magnifica respuesta mantuvo la paridad, resultado con el cual se fueron al descanso.

El primer tiempo se fue mostrando a un Gimnasia que no se desesperó, le fue encontrando la vuelta y ahí generó juego incomodando a Farguez, mientras que el Calamar se fue desarmando. Con en el correr de los minutos, el conjunto visitante perdió esa solidez defensiva con la cual se paró y se vio obligado a replegarse más de la cuenta, apostando a dar una mejor imagen en el complemento.

El complemento se presentó con otra cara. Los de Gatti, salieron mejor, más decididos y en la plena búsqueda del gol de la ventaja y a los 6´ tuvo la primera ocasión clara con Chávez, tomando la iniciativa en el ataque, el 9 desbordó por la derecha y a la carrera lanzó el centro para Luca Pellegrini que en soledad aguardaba dentro del área pero Farguez se anticipó y se adueñó de la bola.

El equipo albiazul no se conformó, aprovechó el mal momento de su rival y se fue al asecho pisando a fondo el acelerador. A Los 10´ Julián Orsini primero desde lejos sacó el remate a media altura para un Farguez que se estiró y con lo justo mandó la redonda al córner y, un minutos después el mismo siete, ganó en el primer palo con un remate mordido que por poco se le mete al uno del conjunto marrón, pero Tomás Dileo en la línea despejó el peligro en su arco.

Gimnasia era más y el gol de la ventaja fue el premio a la perseverancia. Iban 22 del complemento cuando Joaquín Caballero desde lejos, se llenó el empeine derecho y colocó la pelota al palo más lejano de Farguez para poner arriba al tripero por 1-0. Los triperos se acomodaron en el campo de juego y fueron puntillosos para capitalizar la ocasión que los puso en ventaja.

Con menos de 20´ por jugarse, las sensaciones mostraban que al complemento le quedaba algo más. Gimnasia no bajó las defensas y no se conformó con el tanto a favor y fue así que a tres del final se pudo asegurar los tres puntos. Tras una pequeña charla entre Yllana y Ezequiel Saffores, el volante ingresó en lugar Manuel Pagano: “Acordate lo que me prometiste” le recordaba el coordinador de las divisiones juveniles al recientemente ingresado, con la 17 en la espalda.

Y fue así que cuando el reloj marcó los 37´ de juego el mismo Saffores, tras una serie de rebotes llegó a desviar el balón que se metió pidiendo permiso junto al palo de Hernán Farguez estampando el 2-0. Final y el Lobo sigue invicto. Se quedó con tres puntos fundamentales ante Platense de cara a la clasificación al octagonal final.

La Octava División de Gimnasia da pelea en la Copa Integración, volvió a mantener el nivel tanto individual como colectivo y sumó otra victoria. Hasta el momento llegó a los 10 puntos producto de tres victorias y un empate que lo mete entre los líderes de la categoría, sin embargo no debe relajarse. El certamen esta en pleno desarrollo y Nueva Chicago será su próximo rival al cual visitarán el próximo fin de semana.

OctavaGelpPlatense