Get Adobe Flash player
header2

OCTAVA | GIMNASIA

Un traspié después de mucho tiempo

El equipo de Fernando Gatti perdió tras ocho partidos,  1-0 en Estancia Chica y ante All Boys. El gol de la visita lo marcó Martín Robles.

OctavaGelpAllboysRodeado. Lautaro Chávez busca salir del entrevero entre jugadores de All Boys (Foto: Alejandra Cirer Chicchi)

RodrigoMarquez

El desarrollo del juego no ameritó una derrota de la Octava de Gimnasia debido a la paridad con su rival, pero el equipo no logró rendir como lo venía haciendo en esta Copa Integración. La fluidez en la tenencia de la pelota en pos de nutrir a los delanteros y la necesidad de saltar líneas con pases largos fue un factor influyente, como así también circunstancias puntuales como la lesión de Manuel Pagano, hombre gol, a los 37 del primer tiempo. El 0-1 le cortó al Albiazul una racha de cinco victorias y tres empates y a su vez lo privó de superar a Tigre y alcanzar la punta.

El amanecer del partido dejó ver a un Lobo que se presentaba como más peligroso, capaz de lastimar en cualquier momento con sus individualidades, como Lautaro Chávez, más allá de que el colectivo no estaba aceitado. Por eso, en las dos ocasiones que pasó la mitad de cancha casi se llenó la garganta de gol. A los 4 Chávez peleó contra un marcador central, lo exigió, y en una carambola la pelota casi se le mete al arquero, mientras que dos minutos más tarde Pagano recibió un centro desde la izquierda, quedó de frente al arco y remató débil hacia la dirección del 1.

Con el transcurso del reloj el cotejo se acható, a los dos les era difícil progresar en campo contrario con claridad y las áreas eran terrenos sin visitas. Todo era monótono y predecible, hasta que a los 17 Nahuel Manganelli salió a disputar una pelota contra el centrodelantero, llegó tarde y lo derribó por lo que el árbitro sancionó un innegable penal. El ejecutor fue Matías González y su remate potente dio en el travesaño y dejó ileso al dueño de casa. Pese a eso, la visita no se desanimó y de a poco se adjudicó la mitad de cancha bajo la conducción de León Ferrero, dueño de una fina zurda.

El poder combinar pases le dio a All Boys la chance de arrimarse con más frecuencia a la custodia de Manganelli y a los 30 minutos, tras una elaboración sobre la derecha, el volante Martín Robles avisó con un disparo al primer palo que fue bien despejado por el uno Tripero. Pero la alarma se transformó en confirmación. Cinco más tarde la visita la armó de izquierda a derecha, con Ferrero en el eje, y el 8 esta vez eligió cruzar su definición, que dio en el palo opuesto y se metió sin nada que hacer para el arquero.

En el complemento volvió la ausencia de claridad y profundidad en los dos equipos, con el Albo que ya no optó por el manejo del balón ante un Gimnasia que adelantó sus líneas y permitió que Alejo Daher recupere mucho más arriba; pero a su vez el dueño de casa tampoco consiguió armonizar sus piezas debido a la imprecisión de los internos Caballero y Pellegrini. El ímpetu e intención de ir a buscarlo más allá de que el equipo no estaba en su nivel habitual fue un mérito importante, que le dio esperanzas hasta el final y vía por la cual a los 15 minutos Chávez casi mete un golazo de tiro libre.

Cuando el partido ingresó en su trama final el Lobo empezó a dejar huecos en su defensa debido a la cantidad de gente que volcó al ataque y a los errores en la gestación de las acciones ofensivas. A los 22 el punta Francisco Soñer, al que se lo vio más cómodo y productivo jugando sólo y con espacios, ganó con velocidad por la izquierda, le pegó cruzado y la pelota acarició el segundo palo. A falta de 10 para el pitazo definitivo otra vez el 9 se impuso sobre sus marcadores, tras una buena triangulación previa en el mediocampo, se posicionó al borde del área, la quiso picar y se le fue cerca del travesaño.

Gimnasia no supo llegar a la oportunidad para el empate, le sobró entusiasmo y ganas pero careció de paciencia en la construcción. Nunca encontró el camino. Aun así en el trámite no fue apabullado por All Boys, pero el resultado lo dejó con las manos vacías como hacía ocho fechas no pasaba. Tendrá que trabajar sobre sus errores para ir por la victoria frente a Chacarita.

SintOctavaGelpAb