Get Adobe Flash player
header2

OCTAVA | ESTUDIANTES

La 2001 tuvo un exagerado castigo

Las virtudes albirrojas neutralizaron al puntero en buena parte de partido, pero no fueron suficientes porque Belgrano se guardó su carta más fuerte para en el final quedarse con todo.

OctavaEdlpBelgranoBrunoValenti

Propuso, generó chances de gol y fue superior, pero le faltó efectividad y en eso se destacó Belgrano, que con un arresto individual de Axel Pereyra terminó llevándose el premio mayor. Fue derrota, agónica e injusta, aunque en el fútbol las injusticias sean tan relativas como discutibles. A la 2001 le sigue costando en condición de local, donde ha hecho buenos partidos pero los resultados siguen siéndole esquivos.

A los largo de los primeros 40 minutos el partido estuvo lejos de ser vistoso. La acción en las áreas llegó por medio de pelotas paradas y no mucho más. Estudiantes y Belgrano se prestaron la pelota, y a ambos les costó cambiar de ritmo en tres cuartos de cancha.

El Pincha lo tuvo cerca del final de la primera parte en la cabeza de Bautista Biffi, que conectó un buen centro de Kociubinsky pero su remate se fue por arriba del travesaño. La respuesta Pirata llegó con una contra encabezada por Bonivardi, que habilitó a Gómez y este a Pereyra, pero el centrodelantero no estuvo fino para impactar la pelota y se la dio en las manos a Duba.

El Pincha mostró su mejor cara en el segundo tiempo. Con características ya bien marcadas, haciendo pasar su juego por Kociubinsky, que era salida clara desde el fondo, Pacha y Lovazzano buscando explotar el sector medio, Sorroche por los costados y Vázquez con su habitual potencia en la zona de definición.

Iban solo 8' cuando Kociubinsky y Jairo Vázquez logran asociarse y sacudir el arco Pirata. Centro del 10 y cabezazo del delantero, que hizo un buen movimiento técnico pero el impacto no fue ni tan fuerte ni tan direccionado.

Un puñado de minutos después, otra vez Jairo probó de afuera con un disparo fortísimo pero el efecto fue inverso y la pelota se fue abriendo ante un arquero vencido. A esa altura, el Pincha merecía un poco más.

Y a falta de 5 minutos, el mazazo. Axel Pereyra hizo una jugada individual perfecta, se perfiló y sacó un remate inalcanzable para Duba Campagnaro. Era el inmerecido 1 a 0 para el puntero, que no había hecho tanto para llevarse el premio mayor.

Quedó tiempo para que Estudiantes siga intentando y sumando llegadas sobre el arco de Pierodon. Entre el 1 y los defensores se encargaron de sacar todo lo que llegaba al área. Biffi, como en el primer tiempo, volvió a exigir al arquero y Vázquez también pudo alcanzar el empate pero Galeazzi salvó en la línea.

La Octava perdió en City Bell después del gran triunfo que había traído de La Candela hace una semana. Habrá cosas por corregir, entre ellas la efectividad, y terminar de sellar el marcado crecimiento que tuvo la categoría a lo largo del año. El próximo sábado viajarán a Junín para enfrentar a Sarmiento por la 13a fecha.

OctavaEdlpBelgrano