Get Adobe Flash player
LOGO todo juveniles
                     facebook-icon-preview  twitter-logo-final  logoinstagram

QUINTA | GIMNASIA

Un empate que pudo ser algo más

La ambición no alcanzó, en una parte para ambos reinó la paridad en la cancha número uno de Abasto.

QuintaGelpTigre Foto: Alejandra Cirer Chicchi 

DamianFlores

En horas del mediodía del la jornada del sábado, la Quinta División de Gimnasia se enfrentó ante Tigre en un duelo por demás importante, por el momento de ambos equipos en la Copa Integración, y lleno de expectativas para quedar en un mejor lugar tanto de la tabla general como en la tabla individual. Sin embargo el cero no se rompió y el punto resultó lo más justo para Triperos y Matadores.

Una semana distinta. Tigre, de una gran actuación en la Copa Integración desembarcó en Abasto y con ellos una promesa de buen fútbol, por el gran momento de ambos en el certamen, y porque los dirigidos por Lucho Zaniratto no volvieron a perder desde el traspié ante Acasusso y sigue dando pelea liderando la tabla, seis puntos arriba de All Boys. 

Lo cierto es que hizo meritos. El equipo Mens Sana tomó la iniciativa y acechó el arco de Matías Blengio quien con el correr de los minutos se hizo cada vez más grande, con intervenciones cruciales. La primera de riesgo llegó a los 9´ de la primera parte con Nicolás Ferreira que, dentro del área se sacó la marca y ante la salida del uno buscó acomodarla abajo junto al palo, y con un manotazo el guardametas del matador empujó la pelota al córner. El Lobo avisó con el buen delantero, e iría por más.

Sin embargo, a la visita le tocó responder y Tomás Durso, de gran actuación bajo los tres palos también mostró sus cualidades para evitar la caída de su arco. Facundo Costilla desde la derecha se filtró a espaldas de Gaudio y fusiló al arquero que, con sus manos tapó el tiro y contuvo en dos tiempos cuando el reloj del juez marcaban los 25´ de la primera parte.

El Tripero no se quedó y con De Bairros volvió a incomodar a la defensa del matador. Leonel García, de tiro libre asistió al zaguero que a la carrera marcó la diferencia en las alturas, conectó el cabezazo y la pelota se fue apenas por encima del travesaño.

Minutos más tarde volvió a llegar, con la velocidad y la técnica de Cristian Zone. Con 37´ de juego, el artillero correntino se escapó tras una gran asistencia de Gaudio dejando en el camino a dos defensores rivales, encaró hacia el medio y ante el arquero buscó el palo más lejano pero en el trayecto esa pelota se fue abriendo demasiado y así se perdió por el fondo.

A los 41´ la verdadera esencia del Tripero se mostró en una gran salida desde el fondo, con la pelota al suelo y aprovechando los espacios con sutileza y gran precisión, ya que en cinco toques llegó al arco de Blengio. En tres cuartos de cancha, “Poroto” García asistió a “Chicho” Ferreira, quien le bajó el balón a Diego Parini que a su vez sin pensarlo intentó clavar la pelota al palo más lejano del arquero, pero el tiro se fue lejos.

De esta manera, la primera parte mostró a un Gimnasia agresivo, que tomó las riendas del encentro y se decidió a incomodar a la defensa de Tigre que, a pesar de no tener tanto el balón se resguardó de una manera formidable, y cuando la tuvo obligó a responder a Durso. Facundo Costilla y Mateo Landro comandaron el ataque en la visita, y en cada ocasión el uno Tripero intervino para resguardar el cero en su valla.

El complemento mostró más de lo mismo. Los de Zaniratto, de una buena primera parte y un complemento no tan bueno, le cedió el terreno y la pelota a Tigre que ya al minuto se asomó a través de Facundo Costilla que tras los rebotes tiró al arco, pero Durso salió tomó la pelota y la aseguró en sus manos para devolverle la tranquilidad a un Gimnasia dormido, que por poco pierde el rumbo.

Pero la más clara a un partido cerrado llegó casi sobre el final en los pies de Leonel García. En una buena ubicación de tiro libre, “Poroto” abrió la cara interna de su pie y buscó el palo más lejano de Blengio, pero la pelota se fue rozando apenas el caño zurdo del uno.

De esta manera, Gimnasia y Tigre quedaron en pardas. Un trámite parejo, donde cada uno encontró la regularidad, pero no la forma de ponerse en ventaja y el cero se volvió inquebrantable. Entre lo bueno los de Zaniratto mantienen una jugosa racha de cinco partidos sin conocer la derrota. Se viene Los Andes la próxima semana para ponerle el broche a una gran actuación en la Copa Integración.

QuintaGelpTigre16