Get Adobe Flash player
LOGO todo juveniles
                     facebook-icon-preview  twitter-logo-final  logoinstagram

SÉPTIMA | ESTUDIANTES

Empató por esas cosas del fútbol

Estudiantes lo ganaba 2-1 y en la última pelota recibió el empate de Unión, después de haber sido superior.

SeptimaEdlpUnionRodrigoMarquez

Minuto 48 del segundo tiempo, pelota al área y gol de Unión. Saque del medio y fin del partido. Así se le escapó el triunfo a la Séptima de Estudiantes, que se imponía 2-1 con goles de Franco Romero y Patricio Ruscitti y era superior desde el juego, tenía controlado a su rival y hasta contaba con las chances más claras de marcar. La desconcentración y mala fortuna del cierre, sumado a la ineficacia para no liquidarlo antes, fueron los detonantes de una igualdad injusta, impensada y dolorosa.

En el juego el Pincha se desenvolvió de menor a mayor, con unos 20 iniciales donde fue superado por la presión y el manejo de pelota del conjunto santafesino. La administración realizada por los interiores Maximiliano Castro y Tobias Macies le generó dolores de cabeza en la recuperación y a su vez, cuando obtenía la redonda, era impreciso en el traslado y la perdía rápido. No encontró estabilidad para salir de su campo. Lo bueno fue que Unión, pese a su dominio, no inquietó a Iñaki Ludueña.

Pasó el sacudón y el León se hizo presente en su casa. Con el correr de los minutos creció en la mitad, sobre todo bajo la figura de Andrés Ayala, controló las acciones a partir de la tenencia y explotó la banda derecha con Patricio Ruscitti, lateral que se convirtió en una carta fundamental para los ataques. Así, a los 24, mandó un centro picante, Romero le pegó desde el segundo palo y un defensor la salvó sobre la línea. Un aviso de lo que fue confirmación en la jugada siguiente: otro envío del número 4, anticipo del 10 y cabezazo arriba para el 1-0.

En su momento de superioridad, a diferencia de Unión, Estudiantes fue más profundo y llegó a la apertura del marcador. Sin embargo cuando el equipo estaba bien afianzado le llegó el primer golpe duro de la mañana. Apenas pasada la media hora de acción y tras un tiro de esquina Fernando Benítez entró solo por atrás de todos y con un remate cruzado anotó el 1-1. Pese al duro revés los pibes del Pincha mantuvieron su nivel, se plantaron en campo rival, y a los 39 un frentazo de Ruscitti mandó la pelota junto al poste derecho de Agustín Cavallero para recuperar la ventaja e irse a los vestuarios 2-1.

En el segundo tiempo el partido se desarrolló de manera distinta, con menos espacios y más disputa en la zona media. El conjunto albirrojo prefirió estar bien parado, Ruscitti ya no pasó al ataque y se quedó para formar la línea de 4 defensiva, y atacar más esporádicamente pero no por ello con menos peligro. En ese contexto y con el resultado a su favor logró cerrarle los caminos a su adversario, que se deslució con el transcurso del reloj, y hasta la última bola no sufrió para aguantar la victoria.

Y no sólo cumplió en su faceta defensiva, sino que también provocó situaciones de riesgo y pudo haberlo sentenciado. Cumplido el cuarto de hora el volante Gonzalo Piñeyro se desprendió, habilitó a Gaspar Di Pizio y éste, mano a mano, la pinchó y la pelota dio en el travesaño. Luego, a falta de 5 para el final cuando Unión cada vez quedaba más desprotegido, Franco Morelli definió cara a cara con el 1, no consiguió vencer su resistencia y en el rebote se lo perdió de forma increíble Imanol Enriquez.

Todo era de Estudiantes, el resultado y el trámite del partido, pero la ventaja mínima siempre es traicionera y más si de fútbol se trata. Y el Pincha lo padeció en carne propia. Con segundos por jugar Lautaro Nessier la mató adentro del área, sacó una media vuelta a pocos metros de Ludueña y mandó la pelota al fondo de la red. El banco de la visita explotó de la euforia y los chicos del León no paraban de agarrarse la cabeza. Fue 2-2, uno de esos empates que de verdad saben a derrota.

SintesisSeptimaEdlpUnion