Get Adobe Flash player
header2

SÉPTIMA | GIMNASIA

Punto agónico pero poco celebrado

El Lobo rescató un empate en el minuto final pero aun así se fue disconforme con el resultado.

SeptimaGelpLosAndesMiranda controla el balón cerca del banderín del córner (Foto: Alejandra Cirer Chicchi)

RodrigoMarquez

Gimnasia tuvo muchas oportunidades para llegar al gol pero fue impreciso en la definición, hasta el minuto 45 del segundo tiempo. En ese instante Bautista Barros Schelotto anotó el 1-1 ante Los Andes, resultado que no se movió, pero más allá de eso quedó un sabor amargo en el local ya que desperdició varias oportunidades que le hubiesen significado los tres puntos. La fase inicial de la Copa Integración quedó atrás y ahora el equipo de Enzo Noce deberá enfocarse de lleno en la etapa final, donde irá en busca del campeonato.

Y el mayor lamento del Tripero consistió en no haber convertido en los 30 iniciales, cuando fue superior, acorraló a su rival y generó opciones claras para ponerse en ventaja. Vale destacar en este aspecto la labor de Rodrigo Romero, arquero de la visita, quien se mostró muy seguro y en reiteradas ocasiones salvó la caída de su arco. La primera de riesgo se produjo a los 13 minutos con un cabezazo de Elías Ramírez que se estrelló en el palo derecho del arquero.

A partir de ahí las chances se sucedieron y parecía que el gol de Gimnasia estaba al caer. Cumplido el cuarto de hora Matías Miranda, protagonista de ese momento de dominio albiazul, habilitó sobre la izquierda a Emiliano Micheli, este la paró, giró en el área y sacó un remate que salió apenas alto. Cinco minutos más tarde el 9 tuvo revancha pero Romero le ganó la pulseada, a los 23 de juego el 1 volvió a responder esta vez ante un disparo de Bautista Barros Schelotto y pasada la media hora un cabezazo de Ramírez depositó la pelota en el techo del arco.

De a poco Los Andes se asentó en la cancha y tras esquivar varios tiros logró salir del asedio y, si bien no inquietó a Gonzalo Geraldos, pudo pelear el juego más de igual a igual en la mitad de la cancha. El Lobo sintió el peso de no poder concretar en el resultado su superioridad y empezó a equivocar los caminos, con decisiones apresuradas que le quitaron claridad y profundidad para lastimar el arco adversario.

En el comienzo del complemento la tónica de las acciones siguió de la misma manera que como terminaron en la etapa inicial, con paridad y sin aproximaciones a las áreas. Ese contexto le favoreció al Milrayitas, que a los 14 y tras la ejecución de un tiro de esquina se puso en ventaja. El central Danilo Delfino ganó de cabeza en el segundo palo y la clavó en el ángulo del poste opuesto. Un golazo inesperado para lo que había sido el partido, un revés para el Tripero que penaba por las oportunidades desperdiciadas.

A partir de ahí el dueño de casa arremetió con todo en pos del empate ante un oponente que no paró de correr en todo momento con la intención de equiparar el trámite y de llevarlo a un terreno que le sea favorable. En la insistencia Gimnasia volvió a encontrar chances, la primera a los 32 minutos con una buena combinación entre Lucas Gini y Juan Martín Pacheco que culminó con un remate de éste último atajado por Romero. En la jugada siguiente Gini la mató en el área, giró y le pegó, pero su definición dio en el palo.

Parecía que el destino le era esquivo al Mens Sana, que el arco rival estaba cerrado más allá de la cantidad de veces que se lo ponga a prueba. Pero la incesante búsqueda tuvo su premio. Iban 45, el ingresado Albornoz la peinó, por atrás apareció Barros Schelotto y con un toque sutil de cabeza la cruzó para dejar sin respuestas al arquero y anotar el 1-1. Así el Tripero rescató un punto pero eso no bastó para borrar los rostros de bronca ante la imposibilidad de la victoria. Ahora, la parte decisiva de la Copa Integración.

SeptimaGelpLosAndes