Get Adobe Flash player
LOGO todo juveniles
                     facebook-icon-preview  twitter-logo-final  logoinstagram

OCTAVA | ESTUDIANTES

La última carta la jugó el Taladro

A la Octava le faltó una cuota de suerte y en la última jugada se quedó con las manos vacías.

OctavaEdlpBanfieldBrunoValenti

El empate estaba bien entre Estudiantes y Banfield. La intención de ganar de ambos se trasladó a la propuesta y hasta hicieron méritos para anotar. Eso sí, ninguno hizo las cosas tan bien como para llevarse el premio mayor, pero el Pincha se descuidó en los últimos segundos y lo pagó carísimo. Derrota 2 a 1 ante Banfield del equipo de Perotti, después de lo que había sido un gran triunfo frente a Unión tres días atrás.

El empate era el resultado que mejor les quedaba a los dos. Propusieron hasta donde pudieron, con características diferentes pero con intención de ganar. Estudiantes buscó poner la pelota al piso, jugar. Sin Pachamé ni Lovazzano, piezas importantes en el Pincha, Perotti apostó por Benedetti y Maciel, que suplieron esas ausencias y no desentonaron.

Banfield fue el encargado de sacudirle la modorra al partido, porque más allá de algunos acercamiento, los arqueros no habían tenido trabajo. En 26 minutos, la visita armó una buena jugada en los pies de Garbieri, que abrió a la izquierda para Oviedo, el 11 mandó el centro y Pérez no llegó a conectar en lo que podría haber sido la apertura del marcador.

A partir de esa jugada se empezaron a abrir los espacios y ambos comenzaron a intentar lastimar en el área rival. La respuesta albirroja fue a través de Sorroche, que encabezó una contra, entró área y dio un pase atrás para la entrada de Jairo Vásquez, el 9 no llegó bien pisado y su remate se fue por arriba del travesaño.

Contrariamente a lo poco que habían ofrecido en el primer tiempo, la segunda etapa arrancó electrizante. Los jugadores de Banfield se complicaron en la salida y quien estuvo atento a la jugada fue Fernández, que presionó y encontró el balón en una posición inmejorable. El 11 no falló y en 3 minutos Estudiantes cantó el primero.

Se cumplía el cuarto de hora, el Pincha se sentía cómodo en el partido pero Banfield iba a romper con esa tranquilidad en una jugada llena de infortunio para el arquero de Estudiantes. Centro frontal al arco, Zozaya pareció confiarse la pelota se le terminó escurriendo al fondo del arco. Uno a uno y a empezar de nuevo.

Y el Pincha empezó de nuevo, porque fue a buscarlo, sintió esa obligación de estar jugando en casa y querer sumar de a tres. De esa manera se gestaron dos situaciones claras para pasar arriba en el marcador cuando Estudiantes pasaba su mejor momento. A los 19, excelente pelota al vacío de Kocibinsky para Vásquez, centro del 9 y Sorroche cabecearía por arriba del travesaño. Cuatro minutos después, centro cerrado de “Sorro” y Gonzalez Vera sacó en la línea cuando en el segundo palo esperaban dos jugadores de Estudiantes para empujarla.

El Pincha se mandó completamente al ataque y en una contra letal del Taladro se quedó sin nada. Se jugaba el último minuto cuando tras un despeje la pelota le cayó a Oviedo, el volante del Taladro quedó mano a mano con Zozaya y poco pudo hacer el arquero para evitar la arremetida del 11. Ya con el arco a su merced, el pibe de Banfield definió de derecha y sentencio el 2 a 1 a favor.

Fin de la historia. Injusta, porque al equipo del Sur el triunfo le quedó grande, y el Pincha hizo méritos como para llevarse al menos un punto. Se vendrá Independiente, en Villa Domínico, para recuperarse de esta amarga derrota y volver a sumar de a tres.

SintOctavaEdlpBanf