Get Adobe Flash player
LOGO todo juveniles
                     facebook-icon-preview  twitter-logo-final  logoinstagram

GIMNASIA | SÉPTIMA

Sin brillo pero con eficacia

El Lobo entendió qué debe empezar a corregir y pese a no deslumbrar, se llevó el primer juego del grupo.

SeptimaGelpAllboys1

 Mal cálculo del arquero y oportunismo de Albornoz, el Lobo gritaba el segundo (Foto: Bruno Valenti)

 

LautaroPerez

 

No discutiremos la capacidad técnica y futbolística de la Séptima tripera. Pero si es cierto que si hubiese mantenido mayor regularidad durante el año, hubiese atravesado un mejor presente. Esto no significa que lo reciente sea malo, sino todo lo contrario. Tras contribuir notablemente en la sumatoria de puntos general, los dirigidos por Enzo Noce iniciaban su camino en el cuadrangular final con la esperanza de hacer un buen papel. Y cumplieron con eso, ya que vencieron 2-0 a All Boys gracias a los goles concretados por Juan Martín Pacheco y Néstor Albornoz. Pese a no mostrar un nivel descollante, los pibes se llevaron el primer partido del cuadrangular final y se ilusionan con poder campeonar en la categoría. Para eso, deberán cumplir con lo antes mencionado: mantener la regularidad en el juego.

 Sábado temprano en el predio de Estancia Chica y a jugar los nacidos en el 2000 frente a los de Floresta, a quienes ya habían vencido durante la fase regular de la Copa Integración por el mismo marcador que el día de ayer. Por eso se veía con buenos ojos el partido, que empezó movido. Apenas empezado, Gaspar Torres lo tuvo tras un córner pero, entrando sólo, la tiró increíblemente afuera. Enseguida contestó la visita, de la mano de Dylan Calvet, quien ejecutó de gran manera un tiro libre que dio en el palo izquierdo de Tomás Barraza tras una rosca sensacional. Ambos lo buscaban en el inicio, pese a que se prestaban la pelota y no podía prevalecer en el mediocampo.

Llegando al cuarto de hora, se abrió el marcador: Rodrigo Gallo tiró un buen centro desde la izquierda y, luego de que el arquero visitante Nicolás Da Encarnacao se quedara a mitad de camino, entró sólo por el segundo palo Juan Martín Pacheco, para empujar con un suave toque de primera al arco vacío y poner el 1-0. De esta manera y cuando todavía ambos se estudiaban, el albiazul se ponía arriba para manejar la ventaja a su antojo. Luego de eso, el local se relajó y el visitante no supo como inquietarlo. El partido se planchó y no contó con serias chances de peligro.

Los minutos pasaron y el primer tiempo se fue sin nada más para rescatar. Gimnasia consiguió el gol en la única aproximación de real peligro y después no sufrió en defensa como para sufrir la igualdad. All Boys no encontró las armas para complicar a Barraza y jamás pudo imponerse ante la atenta y ordenada última línea tripera que nuncá dejó espacios, achicó bien para adelante y estuvo atenta en los cierres. Sobre la hora del primer tiempo, Bautista Barros Schelotto ejecutó muy bien un tiro libre, pero su disparo fue desviado al córner por el arquero del Albo, quien voló de manera sensacional. 1-0 y al descanso.

Para el segundo tiempo, de entrada ingresó Rodrigo Benítez en lugar del lesionado Luciano Silva y ahí los de Noce ganaron en tenencia de balón. El "Chino" fue criterioso para jugar y manejó los hilos del equipo, que jugó al ritmo de él y de un siempre bueno Matías Miranda, que se cerró al centro para elaborar juego asociado. Con ambos jugadores bien parados en el centro del campo, el Lobo hizo de la pelota un monopolio y no dejó jugar a los de Floresta, que corrían detrás de la bocha sin poder elaborar juego. La primera fue a los 15' y para el visitante, cuando Nicolás Moreira no vio espacios y le pegó de afuera del área. La pelota rasante salió desviada.

Luego de eso, los platenses parecieron entender que debían apretar un poco más el acelerador para liquidar el pleito y comenzaron a arrinconar lentamente al equipo visitante en su propio campo. Primero, Elías Ramírez tiró el centro atrás para la llegada de un Néstor Albornoz que le pegó fuerte, pero la pelota fue desviada por Da Encarnacao con sus pies. Pocos minutos después, Matías Miranda tiró un centro cerrado desde la derecha tras un tiro libre y, con la rosca a su favor, volvió a aparecer Albornoz para ponerle la cabeza al envío y desviar sutilmente la pelota al segundo palo. El balón se coló por el poste derecho y de esta manera sentenció el 2-0 en el partido.

Ahora si, los del ex arquero de Gimnasia le pusieron una cifra más abultada al marcador, que ya resultaría irreversible. Y podría haber sido peor. Porque Albornoz lo volvió a tener de cabeza y la tiró increíblemente afuera. Para la visita, sólo un remate cruzado de Calvet, que fue excelentemente desviado por Tomás Barraza tras volar sobre su palo izquierdo. Luego de eso, el anfitrión movió el banco y podía haber ampliado, pero Elías Ramírez se quedó sin ángulo luego de gambetar al arquero visitante. Así se fue el partido y quedó consumada una victoria Mens Sana sin brillo pero con la contundencia necesaria para imponerse frente a un rival que no hizo una mala Copa Integración, por lo que no podía confiarse en la previa.

Igual que los pibes triperos nacidos en el 2000, que no hicieron una mala fase regular pero que terminaron perdiendo solidez en los últimos partidos. De todas formas, ahora ganaron el primer partido del cuadrangular final, que también juegan Instituto y Godoy Cruz, y definirá al equipo que jugará la gran final frente al vencedor del cuadrangular 2. Justamente frente a La Gloria será el próximo partido, teniendo a las categorías menores nuevamente como locales, por lo que la Séptima deberá aprovechar el hecho de jugar dos de los tres compromisos del grupo en condición de local. Material le sobra y será cuestión de no bajar el nivel, para acceder a la gran final y, por qué no, jugarse todo para campeón.


SeptimaGelpAlbbo