Get Adobe Flash player
header2

QUINTA | GIMNASIA

No sin sufrir pero si con justicia, el Lobo es finalista

El equipo que conduce Lucho Zaniratto empató 1-1 con Godoy Cruz y le alcanzó para clasificar al juego decisivo, donde por el título enfrentará a Tigre.

QuintaGelpGofoyCruzPura emoción de Chicho Ferreyra que abraza aGarcía tras su gol (Foto: Alejandra Cirer Chicchi)

RodrigoMarquez

A Gimnasia le servía ganar o empatar y a los 10 minutos se puso en ventaja. Todo parecía allanado pero la historia cambió en el segundo tiempo, cuando Godoy Cruz empujó con todo, por momentos acorraló al Tripero y marcó el empate a los 44 minutos. Tras unos instantes de tensión e incertidumbre finalmente fue festejo para el dueño de casa, que tradujo en resultados el buen nivel futbolístico que ostentó en toda la Copa Integración. Ahora, a todo o nada ante Tigre.

Los 45 iniciales tuvieron a un Lobo superior, que estuvo lejos de salir a especular y tomó las riendas del partido, el protagonismo, y en base a recuperar y atacar rápido se mostró peligroso y agresivo. La velocidad fue su arma letal y en la primera ocasión que apretó el acelerador no frenó hasta llenarse la garganta de gol. Matías Gómez voló por la izquierda, dejó atrás a su marcador, mandó un centro preciso y por el centro del área se elevó Nicolás Ferreira para marcar el 1-0 con un cabezazo certero. El Tomba quedaba obligado a dar vuelta el marcador para ser el finalista.

La conquista entonó al Mens Sana, le inyectó confianza, y a los 12 Ferreira se combinó con Cristian Zone y éste definió de tres dedos pero Santiago Grande se estiró y evitó el 2-0. Patricio Monti y Diego Parini estaban bien plantados en la mitad, funcionaban como una barrera que no permitía progresar en el campo a Godoy Cruz y a su vez nutrían a las flechas ofensivas que no paraban de picar y explotar al máximo los espacios. En ese contexto, pasada la media hora, Gómez volvió a desequilibrar y a cruzar la bola, Zone la mató con gran calidad, la tocó de forma sutil pero esta vez fue el palo derecho quien le dijo que no.

Era todo de Gimnasia, hasta los 41 minutos. En ese instante y tras la ejecución de un tiro libre el árbitro juzgó que Gonzalo Mottes bloqueó el remate con su mano y sancionó penal. Oportunidad inmejorable para la visita de ponerse en partido y quedar a un gol de su objetivo. Tomás Lucero agarró la pelota y encaró a Durso, pero le dio muy abajo y la redonda se elevó por sobre el travesaño. El Tripero lo festejó como un gol propio y se fue a los vestuarios con una sonrisa.

El complemento fue una historia distinta. El Albiazul empezó a pensar en el resultado y ello le significó retrasarse en el campo, a la vez que el conjunto mendocino se plantó con decisión más adelante, obligado a dar vuelta el resultado. Las recuperaciones eran cada vez más atrás (Parini debió abandonar la cancha por una lesión en su hombro derecho) y los extremos Gómez y García pasaron a estar más pendientes de que no les ganen las espaldas que de lastimar a los laterales.

El nuevo marco hizo que el local sufra hasta el cierre. A los 23 minutos Enzo Rosello quedó mano a mano con Tomás Durso y el 1 tapó de manera magistral para sostener el triunfo, y a los 28 un tiro libre del propio Rosello rodeó la barrera y se estrelló contra el palo izquierdo del arquero. La alternativa era resistir y recién a los 42 minutos Gimnasia logró sacar un contragolpe: Zone la aguantó, habilitó a García y éste definió fuerte pero al medio y Santiago Grande despejó el riesgo.

La diferencia era amplia, tranquilizadora, pero de repente eso se modificó. Transcurrían 44 de juego cuando el ingresado Quiroz le pegó de primera desde la puerta del área y la acomodó abajo junto al poste derecho de Durso. El Tomba se ponía a un gol de clasificar a la final y dejar sin nada al Tripero. El juez adicionó 3 minutos y todo en Estancia Chica se transformó en tensión, nerviosismo y sufrimiento. Godoy Cruz embistió pero el tiempo pasó y no le alcanzó, a la vez que el albiazul sacó el festejo que se le había anudado en la garganta.

La Quinta de Gimnasia está en el lugar que merece, por lo demostrado a lo largo de la Copa Integración. Ganó la fase regular y ahora hizo lo propio en la fase final ante Instituto, All Boys y Godoy Cruz. En el radar aparece Tigre, como el último escollo a superar si quiere salir campeón.

QuintaGelpGC