Get Adobe Flash player
header2

RESERVA | GIMNASIA 

Un empate, con el corazón en la mano

Segunda igualdad consecutiva para el Tripero, que llegó a los 5 puntos y sigue en el fondo de la tabla.

reservagelpbocaEnzo Martínez busca tirar el centro ante la ferrea marca de Thiago Grandis (Foto: Blas Bonafini)

DamianFlores

Partido durísimo y con todos los condimentos. Gimnasia logró ponerse en ventaja rápidamente, pero también encontró la forma de molestar e incomodar a Boca. Lo presionó, lo obligó a responder sofocándolo en la salida y en momentos culmines fue donde sacó todo, donde fue por todo para, en la adveridad, quedarse al menos con un punto. Ramírez puso el 1 a 0, Torres y Solís balanceraron para Boca, y Lloyaiy marcó el 2 a 2 definitivo.

El último para el Lobo también fue empate. Los dirigidos por Andrés Yllana se pusieron en ventaja, pero no pudieron aguantar esa diferencia, y el punto fue lo más justo para ambos. Sin embargo en esta ocasión se lo vio más sólido, con una estructura muy marcada y sin dejar un lugar al error ante un Boca, que en el contragolpe forjó su juego y su idea de incomodar a Manuel García.

Corrían los 5´ de la primera parte y Franco Ramos, dentro del área Xeneize tocó la pelota con la mano, el juez Gonzalo Filomeno no lo dudó y sancionó penal para el equipo albiazul. Iván Ramírez cambió la pena máxima por gol con un remate fuerte y cruzado al poste derecho de Ramiro Martínez para poner el 1-0 en el amanecer del encuentro. Inmediatamente, los dirigidos por Rolando Schiavi respondieron a través de Yamil Romero con un cabezazo junto al palo que Manuel García, con un manotazo, mandó al córner.

Sobre el final, Boca encontró los medios necesarios para empardar acciones. Se armó y atacó al Lobo poniendo las cosas en igualdad de condiciones: gran desborde desde la izquierda de Nazareno Solís, centro para Luis Torres y cabezazo anticipado para meterla entre la mano de García y el palo derecho poniendo el 1-1 en 39´ de juego.

De esta manera, la primera parte llegó a su fin con un Gimnasia más ofensivo pero con el duelo igualado. Dominó la pelota y de ahí se enfiló al arco de Martínez que, ante cada ocasión de riesgo respondió. Mientras que Boca, apostó al contragolpe, pero el buen trabajo de Kevin Ceceri y Matías Melluso fue vital para mantener el orden por la banda derecha del ataque Xeneize.

El complemento fue aún más atractivo. Con los roles intercambiados, Boca fue el dueño de la pelota y Gimnasia apostó a estar atento al error de la visita y proponiendo al contragolpe con Jorge Valdez Chamorro y Enzo Martínez, contando además a Iván Ramírez que cada vez que se desprendió de su puesto hacia la banda fue determinante.

Tomás Fernández saltó desde el banco y en la primera que tuvo obligó a responder a Manuel García, haciéndose un lugar dentro del área y probando al arco aunque el tiro se fue por encima del travesaño. El Lobo respondió inmediatamente con una gran corrida y un mejor centro de Matías Melluso para Nicolás Contín, que conectó el cabezazo y el tiro se fue por encima del horizontal cuando el reloj marcaba los 23´ de juego.

Al Lobo se le volvió cuesta arriba y en minutos se quedó con un hombre menos. "La Perla" Ramírez, vio la tarjeta roja directa tras una mala reacción contra un jugador del equipo visitante, y con más de 20´ por jugarse Gimnasia se jugaría en desventaja ante Boca. Así fue como la visita se encontró el gol de la igualdad.

Nazareno Solís recostado por la izquierda, encaró hacia el medio y sacó el zapatazo al arco de Manuel García; bomba y a cobrar para el Xeneize. Con un remate que se metió junto al ángulo superior derecho, inalcanzable para el arquero Mens Sana, el Lobo caía parcialmente ante uno de los mejores equipos del torneo.

Pero algo le quedaba a este partido, algo más les quedaba en los cañones al equipo Tripero que, en desventaja, fue en busca de la hazaña. Ya en cancha Alexis Alegre e Ignacio Lachalde, dos jugadores que le aportaron aire y un tiempo más para pensar con la pelota en los pies, se asociaron con Nicolás Contín que entre los centrales encontró su lugar, incomodó y aguantó la pelota  de espaldas al arco en más de una ocasión.

Y así fue. Minuto 46´, uno de los cuatro agregados: Alexis Alegre ganó la pelota en el rincón del córner izquierdo, lanzó el centro y por atrás de todos, Alejo Lloyaiy metió el frentazo con total vehemencia al fondo de la red y en un grito profundo, con el puño apretado y el corazón en la mano, estampó el 2-2.

Final del partido. De a poco se va encontrando un mejor funcionamiento del equipo Tripero que aún no puede sumar en este torneo, pero cuenta con las armas necesarias para hacerlo. Rescató un punto importante ante un rival importante. Fue más  y a pesar de correr en desventaja con la diferencia numérica, encontró el empate que le permite creer en la recuperación.


ReservaGelpBoca