Get Adobe Flash player
LOGO todo juveniles
                     facebook-icon-preview  twitter-logo-final  logoinstagram

ELLOS EN LA SELECCIÓN | SUB 20

Pese al empate agónico, necesita de un milagro

El seleccionado rescató un empate frente a Brasil sobre la hora y la chance de ir al Mundial asoma más que difícil.

argbrasilsub20

 OTRA VEZ SALVADOR. Lautaro Martínez volvió a permitirle, de manera agónica, sumar al equipo argentino.

 

 

AlanTurchi

Complicada. Así está la clasificación para la Selección de Claudio Úbeda al Mundial de Corea luego de igualar ante Brasil en dos tantos. Desprolijidades, falta de juego asociado, malas decisiones del cuerpo técino y algunos fallos del arbitraje hicieron que Argentina dependa de casi un milagro en la última fecha para lograr entrar entre los cuatro clasificados sobre seis competidores. Juan Foyth, Santiago Ascacibar y Lucas Rodríguez, los juveniles de Estudiantes, disputaron los 90 minutos frente a la Verdeamarelha.

La poca importancia que se les brinda a las juveniles desde la Asociación del Fútbol Argentino está claramente a la vista hace rato. Un año sin competencias ni entrenadores designados y falta de proyectos futbolísticos, entre otras cosas, hacen que se obtengan fracasos como lo ocurrido durante los Juegos Olímpicos del año pasado. Sin embargo, poco cambió y nuevamente Argentina lo sufre inmerso en una competencia internacional.

Ayer, las pelotas aéreas fueron claves para los dirigidos por Úbeda. Brian Mansilla tras un desvío sobre un córner había igualado en uno en la primera parte. Con un penal inventado por el árbitro, Brasil había pasado nuevamente adelante en el marcador y Argentina ya estaba con un pie y medio afuera hasta el cabezazo de Lautaro Martínez, tras un estupendo centro de Tomás Conechnny,  en el último segundo de juego que estableció la paridad final. Martínez, nuevamente fue el  salvador para Úbeda al marcar en la última jugada, como lo había hecho ante Perú, Uruguay y Colombia.

Tanto Foyth como Ascacibar tuvieron un partido aceptable. No sufrieron ante las embestidas brasileñas que fueron muy pocas y estuvieron firmes en la marca y distribución. Tití en cambio, tuvo un partido con altibajos. Arrancó apagado, con la primera igualdad entró nuevamente en juego con buenas gambetas y desbordes pero sobre el final nuevamente se fue desdibujando su actuación.

Ahora, Argentina enfrentará a Venezuela por la última fecha del hexagonal con una premisa clara pero difícil: ganarle por una diferencia de cinco goles para asegurar la clasificación. Teniendo en cuenta que la Vinotinto viene de ganarle por 3 a 0 al puntero Uruguay, suena muy complicado. La segunda opción es casi tan difícil de conseguir como la primera. Que Colombia, ya eliminada, supere o iguale con Brasil, quién jugará horas después a sabiendas del resultado de Argentina. Panorama complicado..