Get Adobe Flash player
header2

QUINTA | GIMNASIA

Sobre el final se quedó con el triunfo

QuintaGelpBelgranoNi de 'Napo', ni de Caraballo, a pesar de la confusión el gol fue en contra (Foto: Alejandra Cirer Chicchi)

EmilioPuig

En una jornada floja para las juveniles Triperas, los dirigidos por Martín Saggini rescatarón una de las dos victorias derrotando, a pocos minutos del final, y con un gol en contra de Juan Cruz Klor, a Belgrano de Córdoba por 1 a 0, en el marco de la fecha 5 del campeonato.

El local saltó a la cancha con un sistema táctico ofensivo, compuesto por cuatro defensores, dos volantes de contención, un enganche y tres puntas. Ante la ausencia de Napolitano (arrancó como suplente), el entrenador dispuso a Tomás Romero como enlace y ubicó a Ignacio Sabatini como extremo derecho y a Tobías Gonzalez por la izquierda. Del otro lado, la visita apostó por el clásico 4-4-2, con dos delanteros altos y movedizos, sobre todo Adriano Scolaro.

En cuanto al juego, el encuentro fue peleado, cortado y mal jugado. Predominó el roce físico en lugar del rodaje de la pelota, eso explica el motivo por el cual, en líneas generales, el partido no terminó siendo bueno. Si tomamos como referencia las situaciones de peligro, Gimnasia fue quien tuvo las más claras. A los 10’ del primer tiempo, Romero ejecutó un tiro de esquina, Tobías González ingresó sin marca y a la carrera, cabeceó y sobre la línea Alexis Rudulfo salvó milagrosamente. La jugada continuó en un rebote que Juan Ignacio Correa no pudo aprovechar.

En ese primera parte, Sabatini fue el jugador más desequilibrante del conjunto Mens Sana. Por momentos estuvo intratable y la defensa cordobesa lo sufrió. Pudo haber convertido en alguna de las dos chances que tuvo. La primera tras una linda jugada por derecha del Nahuel Mateos, quien tiró un centro raso y Nacho definió cerca del poste izquierdo de Juan Strumia. La segunda fue todo merito suyo. Peleó una pelota que parecía perdida, le ganó la pulseada a Rudulfo y disparó por encima del travesaño.

En el complemento, Belgrano salió con otra cara y al minuto pudo haber abierto el marcador. Ivo Costantino despilfarró una chance clara abajo del arco, tras un centro de Franco Pérez. Además empezó a crecer la figura de Franco Felauto en la mitad de cancha, ganándole el duelo a Romero. En efecto, Saggini movió el banco y puso a Antonio Napolitano, quien entró muy bien y enseguida Gimnasia volvió a marcar presencia en el campo. El talentoso mediocampista creativo aportó precisión en los pases, minimizó a Felauto, participó en la jugada del gol y, como frutilla del postre, tiró un caño delicioso que se llevó el aplauso de todos en Abasto.

Otro que ingresó de buena manera fue Estanislao Jara, incluso tuvo una inmejorable oportunidad para marcar. Sin embargo, se encontró con una respuesta fenomenal de Strumia. Asimismo, el premio llegó sobre el final. A los 43’, Napolitano se escapó por derecha, mandó un centro venenoso que tenía como destinatario a Khali Caraballo, pero Krol se anticipó y en contra de su propia meta marcó el gol que le dio el triunfo al Lobo

Desde el banco de suplentes llegaron las soluciones para el conjunto conducido por Saggini, que consiguió una victoria muy valiosa ante un rival complicado. Ahora tendrá una semana más tranquila para preparar el próximo partido: el sábado con Temperley en condición de visitante.

QuintaGelpBelgrano