Get Adobe Flash player
HEADER2018
RESERVA | GIMNASIA

Mucho barro y poco fútbol

El Lobo y el Millonario empataron 0 a 0 en Abasto, en el marco de la fecha 25 del campeonato.

Gelp0River0

DE LO MEJOR. Reali fue de lo más peligroso del equipo de Ramos, que mereció mas. (Foto: Blas Bonafini).

 

EmilioPuig

 

En una jornada fresca en Estancia Chica y con un campo de juego que no presentó su mejor forma, producto de las lluvias que afectaron a la ciudad en los últimos días, Gimnasia y River no se sacaron ventaja e igualaron sin goles en un encuentro donde la lucha le ganó al juego y las situaciones de peligro carecieron. En esa paridad, el anfitrión fue el que más cerca estuvo de quedarse con los tres puntos.

El elenco conducido por Marcelo Ramos – reemplazó a Leandro Martini, que provisoriamente está entrenado a la primera - salió desde el arranque a incomodar al conjunto Millonario. Lo presionó, lo molestó y no dejó jugar a un equipo que por naturaleza está acostumbrado a tener jugadores de buen pie. Entonces, el local comenzó a hacerse fuerte desde las individualidades, para luego y a medida que fue pasando el tiempo, imponerse como equipo

En esa primera parte, Ignacio Lachalde y Agustín Bolivar cortaron el circuito futbolístico del visitante, que comenzaba con Zacarias Morán Correa y culminaba con Matías Moya. Asimismo, de manera inteligente, y teniendo en cuenta las condiciones malas del terreno -sobre todo en la parte central- Gimnasia volcó su juego hacia las bandas. Allí, Daian García y Matías Reali le ganaron la pulseada a Nahuel Gallardo y a Eric Barrios. Casualmente, ellos dos protagonizaron las llegadas más peligrosas para el arco de Maximiliano Velasco.

Promediando la media hora de juego, Reali realizó una brillante jugada personal, tiró un centro pasado y por atrás de todos apareció García, quien remató de cabeza e hizo luciar al uno de River.  Casi sobre el final, el tripero volvió a atacar de la misma forma pero con los roles invertidos. Esta vez, el vestidor de la camiseta número 7 envió el balón al área, Reali cabeceó y la pelota pasó pegada al poste derecho. Así pasó un primer tiempo discreto, luchado y por momentos mal jugado.

Para el complemento, el conjunto Mens Sana le sumó a su juego más agresividad a la hora de ir a pelear la pelota dividida. Comenzó a ganar la segunda jugada y también adelantó sus líneas, convirtiendo en figura a sus defensores que anticiparon cada jugada. Sin embargo, no estuvo fino en los últimos metros y casi no generó peligro. La única clara la tuvo García – tras un pase delicioso de Bolívar - pero Velasco evitó lo que hubiese sido el único tanto del partido.

En tanto, la visita empezó a tener peso arriba con el ingreso de Nicolás Franco. El delantero se mostró movedizo y estuvo cerca de convertir en dos oportunidades. En la primera, Moya envió un centro desde la derecha, el 18 anticipó a todos y su remate encontró una buena respuesta de NelsónInsfrán. De inmediato tuvo su segunda chance: Gianluca Simeone le bajó la pelota y lo dejó mano a mano con el arquero tripero aunque su disparo salió desviado.

En líneas generales, Gimnasia terminó dejando una mejor imagen que su rival; y si bien sigue sin sumar de a tres en Estancia Chica (no lo hace desde la fecha 15 ante Quilmes), mejoró su rendimiento y eso es importante de cara a los partidos que restan. El próximo compromiso será ante Colón, en Santa Fe.