Get Adobe Flash player
header2

OCTAVA | GIMNASIA

La diferencia estuvo en la pelota parada

En Abasto, el Lobo cayó ante Arsenal por 2 a 1. Emiliano Ordoñez marcó los dos tantos de la visita; mientras que Mariano Chávez descontó sobre el final para el local.

OctavaGelpArsenal

BATALLÓ Y NO PUDO. Los del "Coco" no pudieron extender la racha tras haber ganado en Bahía. (Foto: Alejandra Cirer Chicchi)

 

EmilioPuig

 

El elenco conducido por Jorge San Esteban llegaba aliviado y con confianza, producto de la muy buena victoria conseguida en Bahía Blanca ante Olimpo, lo cual permitió cortar una racha negativa de tres derrotas al hilo. Sin embargo, el fixture le presentó una parada bastante complicada: el siempre incómodo Arsenal de Sarandí. Y a pesar de haber sido un encuentro muy parejo y sin demasiadas llegadas a los arcos, la visita se llevó los tres puntos mediante la pelota parada.

Desde el comienzo el Arse salió más despierto y enseguida comenzó a ganar las pelotas dividas. A su vez, se empezó a vislumbrar lo que finalmente iba a determinar el resultado final: en los primeros minutos, el conjunto de Viscavich tuvo varias jugadas a balón detenido. Sin ir más lejos, a los diez, Facundo Kruspzky, desde la medialuna, ejecutó un tiro libre magnifico que llevaba destino de gol, aunque Kevin Vergara voló de manera estupenda y con un manotazo salvador la sacó del ángulo superior derecho.

En tanto, el Lobo intentaba poner el balón al piso desde sus defensores, con el propósito de que la jugada saliera limpia desde el fondo. Asimismo, no estuvo fino en los pases y, por ende, las pequeñas sociedades del equipo casi no se pudieron conectar. De hecho, en esa primera parte, sólo pudo arrimarse al arco de Lautaro Dursich por medio de una pelota quieta. Pasada la media hora, Santiago Conejero mandó un centro a la zona caliente del área, Tomás Muro le ganó a todos, remató cruzado y su disparo pasó rozando el poste.

Casi sobre el final, Arsenal volvió a tener un tiro libre a su favor. Desde la izquierda, David Aguirre se la puso a la cabeza a Emiliano Ordoñez, quien entró por atrás de todos y con un cabezazo puso el 1 a 0 para el visitante. Golpe duro para el conjunto Mens Sana, que no era superado en el juego pero sí en el marcador.

En el complemento las cosas no se modificaron demasiado. Gimnasia siguió intentando buscar la igualdad mediante la elaboración y sin perder la calma. Incluso adelantó sus líneas y salió a tratar de meter a Arsenal en su propio arco. En ese tramo del partido, el dueño de casa pudo haber llegado al empate en dos oportunidades. La primera lo tuvo como protagonista a Juan Dignani, con un remate bombeado. La segunda se produjo a través de una linda jugada colectiva, que culminó con un remate fortísimo de Alex Aramallo, lo cual provocó una respuesta algo particular de Dursich: tapó el pelotazo con el pecho.

En cambio, la visita llevó a cabo un estilo más práctico. Cada pase tenía el mismo destinatario: Gonzalo Coria. El nueve fue el más buscado por sus compañeros. De buen porte físico y movilidad, complicó a la defensa anfitriona, pivoteó siempre y hasta se generó algunas situaciones que no terminaron en riesgo.

Otra particularidad que mostró el conjunto de Sarandí fueron los laterales ejecutados al área, con el fin de que alguien la rebotara y le dejara servida al que llegaba de frente. No obstante, el segundo gol llegó por medio de otra jugada detenida. A los 40’, Ordoñez nuevamente apareció en el área para empujarla y decretar el 2 a 0. Por último, cuando el encuentro se moría, solo hubo tiempo para el descuento tripero. Tomás Muro se escapó por derecha, tiró un centro raso y Mariano Chávez la empujo para decorar el resultado final.

No pudo ser para el Lobo, que no logró revalidar lo hecho en tierras bahienses hace quince días atrás. Ahora deberá viajar a Córdoba para enfrentar a uno de los grandes de esa provincia: Talleres.

OctavaGelpArsenal