Get Adobe Flash player
header2
QUINTA | GIMNASIA

Lo ganó con autoridad y buen juego

Al Lobo le alcanzó con un primer tiempo muy bueno para imponerse ante Talleres por 3 a 1. Los goles los firmaron: Ignacio Sabatini de penal, Tomás Fernández y Agustín Koppel; mientras que Mauro Conde descontó sobre el final para la visita.

QuintaGelpTalleres  LO GRITA EL SIETE. Sabatini festeja su tanto personal, desde el punto penal. (Foto: Alejandra Cirer Chicchi)

 

EmilioPuig


Luego de la derrota del fin de semana pasado ante Arsenal por 2 a 0, la categoría ’99 debía ganar, no sólo para volver a sumar de a tres, sino que también para tomar confianza de cara a los partidos siguientes. Claro, enfrente tenía un rival complicado: Talleres de Córdoba. Sin embargo, los dirigidos por Martín Saggini tuvieron una mañana ideal: derrotaron a los cordobeses 3 a 1, el equipo funcionó como una máquina, lo liquidó rápido y, por ende, prácticamente le sobró un tiempo.

Con la bronca intacta por la caída en Sarandí, el lobo salió desde el arranque con el cuchillo entre los dientes. Se paró en campo de la T, adelantó sus líneas, ejerció una presión intensa y ganó todos los duelos individuales en cada sector del terreno. Además, el ya clásico triángulo del mediocampo -compuesto por Juan Cruz Prefacio y Tomás Romero en la recuperación y Antonio Napolitano en la elaboración- funcionó de la mejor manera y cuando eso pasa el equipo se fortalece y desde allí nace el fútbol de Gimnasia.

En los extremos del ataque se desempeñaron, los siempre picantes, Tobías González e Ignacio Sabatini. Este último tuvo un primer tiempo descomunal: rápido, volvió loco a su marcador e hizo que el entrenador Gustavo Lillo lo reemplazara por un jugador con un porte físico más importante. Sin ir más lejos, a los cinco minutos le hicieron una falta dentro del área, el árbitro pitó la pena máxima y él, con una tranquilidad asombrosa, cruzó su disparo para poner al Mens Sana arriba en el resultado.

A medida que el tiempo iba pasando, Gimnasia, lejos de relajarse, siguió mostrando mucha intensidad, acompañado de un buen juego. Comenzó a ganar las segundas jugadas y en cada pelota parada se hizo fuerte en las dos áreas. Precisamente, ese fue un punto negativo en la visita, que no tuvo buenas ejecuciones y fue aprovechado por el local que pudo sacar varias contras peligrosas aunque no tuvieron un destino feliz.

En una de ellas, Braian Menéndez tomó un rebote y sacó un fierrazo tremendo, la pelota se movió en el camino y complico al arquero Santiago Britar, quien con muchas dificultades logró sacarla por encima del travesaño. Ya sobre el final, Napolitano lanzó un córner, Sabatini la desvió y por detrás de todo entró Tomás Fernández para marcar el segundo y darle al Lobo una mayor tranquilidad de cara al complemento.

Antes de llegar a los diez minutos  de la parte final llegó el golpe terminante. Un nuevo tiro de esquina, esta vez lanzado por chiro Romero desde la derecha, Prefacio ganó arriba, hubo un desvió en el medio, Agustín Koppel se anticipó a todos y la empujó para marcar el 3 a 0 parcial.

A partir de ese momento el partido cambió. Talleres salió a buscar el gol del honor con más ímpetu que juego y Gimnasia, por la ventaja obtenida y el cansancio, aflojó y se paró de contragolpe. Asimismo, y de esa forma pudo haber marcado algún otro tanto debido a los grandes espacios que dejaba atrás el conjunto visitante. Por último, solo hubo tiempo para el descuento de la T. En una floja salida desde el fondo, Agustín Irazoque robó el balón, habilitó a Mauricio  Villada, éste le dio al arco e hizo lucir a Tomás Durso, quien dio rebote y Mauro Conde lo aprovechó para anotar el 1- 3 final.

En definitiva, los chicos de la categoría ’99 brindaron un buen espectáculo futbolístico, sobre todo en el primer periodo y lo liquidaron al comienzo del segundo, para así tener un tramo final más cómodo. Ahora buscarán revalidar la victoria en el sur del Gran Buenos Aires, cuando visiten a Banfield el sábado que viene.

 

QuintaGelpTalleres