Get Adobe Flash player
header2
SÉPTIMA | GIMNASIA

Supo ser inteligente y lastimar en momentos claves

En el marco de la décima fecha del campeonato, Gimnasia como local venció a Banfield por 3 a 2. Los goles los hicieron: Lautaro Chávez en dos oportunidades (uno de tiro libre y el otro de penal) y Tomás Anselmi. Para la visita convirtieron: Juan David Torres desde los doce pasos y Axel Ovejero.

SeptimaGelpBanfield

CON TODO. Así lo gritó "Toto" Anselmi junto a todos sus compañeros. (Foto: Bruno Valenti)

 

EmilioPuig

 

Inteligencia, practicidad a la hora de elegir los caminos y haber golpeado en los momentos justos fueron tres puntos claves que tuvieron los conducidos por Marcelo Ramos, quienes derrotaron a Banfield por 3 a 1, con dos goles de Lautaro Chávez y uno de Tomás Anselmi. Victoria fundamental para dejar atrás el traspié de la semana pasada en Córdoba y, en consecuencia, un golpe anímico favorable de cara a lo que viene.

Un día podrá jugar mejor, otro no tanto; pero una de las virtudes trascendentales que posee la categoría 2001 es tener la idea clara: presión alta, pases directos sin demasiada transición en el mediocampo y el desequilibrio individual que siempre aporta Lautaro Chávez. Casualmente, el exquisito zurdo abrió el marcador para los locales, cuando el reloj apenas marcaba diez minutos de juego. Tiro libre cerca del área, barrera poblada de gente y el laucha no dudó: le dio con cara interna del pie izquierdo, con mucha rosca y al palo del arquero, que al estar tan tapado no pudo hacer nada para evitar semejante remate. 1 a 0 y a cobrar.

Lejos de conformarse, Gimnasia siguió presionando bien arriba, achicando los espacios de manera colectiva. Esto generó muchas complicaciones en los defensores del Taladro, que cometieron algunos errores en las salidas. De modo que, desde los quince hasta los veinte, el lobo pudo haber ampliado la ventaja. Siempre con Chávez como emisor en cada jugada, los receptores fueron variando. En primera instancia lo tuvo Joaquín Caballero, quien llegó exigido y, cayéndose, definió débil. Luego, Nicolás Fernández no llegó a pegarle de lleno, la pelota terminó dando en un defensor y le quedó mansa a Facundo Sanguinetti.

En la visita creció Juan David Torres y, bajo su conducción, el equipo del sur del Gran Buenos Aires levantó. El habilidoso enganche se hizo cargo de la situación y de a poco comenzó a manejar el ritmo del partido. En efecto, una bola aislada cayó en el área, dio en la mano de Roberto Colucci y el árbitro pitó la pena máxima. Confiado por su buen tramo, Torres tomó la pelota y con mucha tranquilidad cruzó el disparo, dejando sin chances a Matías Martínez. Desde allí y hasta el final del primer tiempo, Banfield tomó confianza y puso en aprietos al anfitrión.

Ya en el complemento las cosas se parecieron más a los primeros minutos que a los últimos de la primera etapa. Sin ir más lejos, Gimnasia salió con mucha agresividad y volvió a encontrar un gol rápido, lo cual fue un factor determinante en el desarrollo del juego. A los ocho, Chávez mandó el centro, Lautaro Tondato la bajó de taco, a Fernández le quedó larga y Anselmi la empujó para poner de nuevo al lobo arriba en el resultado.

Ahora sí, con la serenidad de estar ganando y sumado al cansancio lógico, el conjunto Men Sana - que tiene a un líder nato llamado Alejo Daher, quien ordena todo dentro del terreno-  le hizo caso a su capitán y el tiempo restante lo jugó con inteligencia. Se plantó en la mitad de cancha, le cedió el protagonismo al rival y salió de contragolpe. Algo que le sienta muy bien a esta categoría, debido a que tiene jugadores propicios para llevar a cabo ese plan. De esta forma llegó el tercer y definitivo gol. Corrida de Chávez por derecha, lo bajaron dentro del área, penal, que él mismo pateó y así sentenció el 3 - 1 parcial.

En el ocaso del partido, la ventaja pudo haber sido aún más contundente, Gimnasia tuvo algunas chances claras que de milagro no terminaron con destino de red. Sin embargo, sobre la hora, Axel Ovejero descontó para la visita. En definitiva, el resultado fue justo y el Lobo pudo sacar adelante un partido con autoridad, que lo deja bien parado para el próximo encuentro: será ante Atlético Rafaela en condición de visitante.

 

SeptimaGelpBanfield