Get Adobe Flash player
header2

CUARTA | GIMNASIA

Mostró carácter para seguir sumando

Golpeando de entrada, el combinado '97/'98 dejó atrás la derrota ante Talleres y se mete de lleno en la parte alta de la tabla.

CuartaGelpUnion DE CABEZA AL GOL. Martucci ya anotó de cabeza y festeja la conquista. (Foto: Alejandra Cirer Chicchi)

LautaroPerez

Bien el pasado quedaron aquellos puntos perdidos contra la T en condición de local. Ese ha sido quizás el máximo golpe que ha sufrido la categoría que volvió a dirigir Mariano Messera. Pero a pura victoria los pibes se han levantado y el último sábado sumaron una nueva víctima: Unión, a quien vencieron 2-1 en Estancia Chica, con goles de Juan Cataldi y Martín Martucci. Mostrando más solidez y carácter que buen fútbol, la categoría mayor de la tira llegó al cuarto juego sin caer y continúa ganando en confianza. Con algunos rendimientos altos, la Cuarta sumó otros tres puntos importantes. Ahora deberá visitar a un Quilmes que viene de capa caída, para luego apuntar todos los cañones al Clásico de la ciudad, que para ellos se disputará en Estancia Chica.

Alrededor de las 9 de la mañana comenzó la jornada en Abasto, con el Lobo recibiendo al Tatengue. Con la vuelta de Córdoba, Galati, Mottes, Martucci y Castro al equipo titular, entre otros, los platenses querían llevarse todo de la casa propia. Y lo hicieron saber rápido. Solo iban 4' de juego cuando tras un centro desde la derecha y luego de una pifia de Ferreira, a Juan Cataldi le quedó picando para romperle el arco al arquero santafesino con un bombazo alto y poner el 1-0. De entrada marcó la diferencia el Mens Sana en el marcador, al igual que contra Rafaela hace dos semanas. A partir de allí, el juego se abrió. Unión asumió la responsabilidad y comenzó a manejar las acciones.

Ya sin grandes apuros, el equipo de "Potrerito" esperaba replegado para aprovechar alguna contra. Todo pasó por los pibes de Cataldi, que siempre decidió bien a la hora de darle un destino seguro a la pelota. El 10 fue de los mejores del juego, sino el mejor. Y justamente él empezó la jugada del segundo. Tiró un centro pasado de izquierda a derecha, donde recibió solo Carlos Castro. El delantero la volvió a meter al área y en el primer palo anticipó, de palomita, Martín Martucci para aumentar la ventaja del marcador. Golazo del volante central y desahogo, ya que no convertía desde el juego con Almirante Brown, el año pasado por Copa Campeonato.

Con la diferencia de dos, Gimnasia se apuró todavía menos que antes. Y su rival pareció haber sentido los golpes de un equipo que, sin brillar, le impuso rápido las condiciones para dejarlo sin muchas opciones. Para colmo, después no ofreció ni un hueco en la defensa como para que la visita pudiera descontar. Apenas un tiro de Nicolás Vianco, de lejos, que pasó bastante cerca del arco defendido por Pablo Torres. Pero en ese primer tiempo, nada más.

Ya en el complemento, el tripero se encontró con la chance de aumentar, cuando Nicolás Ferreira sacudió de primera tras centro raso de Cataldi e hizo lucir al arquero Kiska. Tras esa jugada, los santafesinos parecieron reaccionar porque el partido se les iba. A los 15', un tiro libre fallido le quedó a Lucas Ríos, que hizo lucir a un Torres que voló bien abajo. Y poco tiempo después, una pelota perdida le quedó a Juan Molina, que la peleó y cuando nadie lo esperaba, sacó el tiro al arco. La volea fue demasiado buena, tanto que se coló pegada al palo derecho del golero albiazul y significó el 1-2.

Luego, a través de los cambios, el equipo local se dedicó a bajarle los decibeles a esa pequeño intento de reacción albirrojo. Las claras llegaron sobre la hora. Primero, los dirigidos por Carlos García pudieron haberlo empatado, pero Bernabé Galati cerró de gran manera y sacó literalmente en la línea lo que era la igualdad en dos. Por último, tras un centro de Gaudio (otro que volvió y jugó un gran partido), la bola le quedó a Ferreira, que la ubicó a contrapie de Kiska. Sin embargo, el 1 mostró una enorme reacción para tapar el remate y desviarlo al córner. No fue la mañana de "Chicho" definitivamente. Pese a esto, no hubo más tiempo y el Lobo aguantó una gran victoria para sumar tres puntos más.

Como se dijo, el triunfo fue merecido por el local y explicado a través de la gran tarea defensiva de todos los componentes de la última línea, además de la efectividad para concretar en el arco de enfrente. Gimnasia se hizo sentir desde el principio y lo empezó a ganar casi desde el vestuario. El rival sintió el golpe y cuando quiso acordarse fue tarde. Tres puntos tan trabajados como valiosos para los de Messera, que pese a no brillar juegan con solidez y contundencia. Ahora será turno de visitar a Quilmes, un equipo que viene de capa caída, en Alsina y Lora. Será muy importante volver a ganar frente al Cervecero, porque después vendrá el partido que todos quieren jugar. En menos de dos semanas, Gimnasia recibirá (en el caso de la Cuarta y las mayores) a Estudiantes en nueva edición del Clásico que se jugará tras dos años de espera.

  SinCuartaGelpUnion