Get Adobe Flash player
header2

OCTAVA | ESTUDIANTES

Superó el masazo y volvió a ganar en casa

OctavaEdlpSarmientoBrunoValenti

El Pincha se confió y debió trabajar más de lo esperado para dejar los tres puntos en City Bell. Sarmiento llegaba último y con tan solo dos puntos, pero golpeó de entrada y le quemó todos los papeles a un Estudiantes superior pero irresoluto. El elenco del Pato Testa terminó justificando el triunfo por capacidades técnicas y físicas, pero tuvo su lección: relajarse jamás. Fue 2 a 1 a favor del Pincha con goles de Benítez y Cassulo.

Los números de Sarmiento invitaban a hacer un análisis ligero de la situación: Sarmiento sumaba solos dos puntos sobre treinta y seis y llegaba último en la tabla. El error de los jugadores albirrojos fue dejar eso resonando en su cabeza por que nunca creyeron que el partido se daría como se termino dando.

Un desajuste en la defensa local, cuando solo iban 6 minutos de juego, cambió el partido. Baionotto quedó mano a mano con Segobia y tras un primer intento fallido pudo romper el cero para sorpresa albirroja. Al desorden se le sumaba la desventaja en el marcador.

El partido se puso cuesta arriba y el Pincha asumió el compromiso de ser protagonista. Comenzó, lentamente, a ser el de siempre, a intentar jugar y sobre todo a lastimar, para al menos alcanzar el empate.

Y en 2 minutos no solo alcanzó la igualdad, sino que también se puso en ventaja. En 18 minutos Brian Benítez conectó un centro y estampó el 1 a 1, y 2 más tarde apareció uno de los puntos más altos de esta 2002, Franco Cassulo. El lateral trepó bien por la derecha, metió la diagonal, y con espacio sacó el derechazo seco inalcanzable para Martín Castro.

Ahora sí, Estudiantes puso las cosas en su lugar y el planteo cambió. Sin tanto orden pero con la convicción de, con el envión, liquidarlo en el primer tiempo, el Pincha empezó a sumar situaciones de peligro en el área visitante.

Es cierto, en el complemento no pudo cerrar el partido, pero la virtud estuvo en la tranquilidad para no poner en riesgo esa diferencia. No pudo descollar, ni pasar por arriba a un rival a priori más débil, que se plantó en City Bell y lejos estuvo de jugar como 'el último de la tabla'.

Fue triunfo, valioso y que servirá para viajar a Mendoza con el mejor de los ánimos y poco a poco empezar a pensar en el Clásico ante Gimnasia. El próximo sábado el rival será Godoy Cruz en Coquimbito.

OctavaEdlpSarmiento