Get Adobe Flash player
HEADER2018
SEXTA | GIMNASIA VS. ESTUDIANTES

El ímpetu y la decisión le regalaron un triunfo inolvidable

CronicaSexta

Con el pitazo final de Pablo Gualtieri estalló la fiesta Mens Sana en Abasto (Foto: Germán Campigli)

JoniAlcalde

 Este sábado se disputó la fecha 15 del Torneo Juvenil, la de los Clásicos, sin dudas la más esperada. Gimnasia recibió a Estudiantes en Estancia Chica y coronó una jornada perfecta venciendo 1 a 0 al rival de toda la vida. El único gol del partido lo anotó Matías Miranda de penal y de esa manera, los 2000 triunfaron como en la última edición. La alegría fue toda azul y blanca, de inicio a fin.

El partido arrancó picado, en 15' del primer tiempo ya había tres amonestados. Ambos equipos se estudiaron demasiado en la primera mitad, y fueron bastante mezquinos al momento de atacar. Por ende, el juego se torno aburrido y trabado en la mitad de cancha. Las dos aproximaciones más cercanas de riesgo fueron para el Lobo. La primera, a los 18' con un tiro libre de Miranda que buscaba el ángulo, y cuando todos estaban a punto de gritar el gol, Yzaurralde voló de manera estupenda y la cacheteo al córner. De ese tiro de esquina, los Mens Sana realizaron una jugada preparada, aunque el remate no fue preciso y la pelota se fue desviada.

La otra situación de riesgo fue a cinco del final, también para el local y de otro tiro de esquina. Esta vez, Cataldi ejecutó desde la izquierda, de a poco se fue cerrando y casi se decreta gol olímpico aunque la pelota se fue rozando el palo.

En el complemento ocurrió lo mejor. Gimnasia lo fue a buscar desde el inicio, mientras que el conjunto albirrojo perdió timidez e intentó hacer lo suyo. A los 7', luego de una jugada sucia que culminó en un pelotazo, los centrales del Lobo se molestaron entre si y la pelota le quedó a Vallejos que remató desviado. Errar ese gol fue un baldazo de agua fría para el Pincha, ya que un minuto más tarde, Ramírez se escapó por la derecha y cuando ingresó al área Rysary le cometió una falta que le otrogó al Tripero la chance de ponerse en ventaja desde los 12 pasos. El encargado de ejecutar fue Matías Miranda, que remató cruzado a media altura y puso a su equipo en ventaja.

Con el marcador a favor, los de Roselli manejaron los hilos del juego, entre Alegre, Miranda y Ramírez se convirtieron en una pesadilla para los defensores que siguieron acumulando amonestaciones. A los 22' la visita pudo empatar, con una media vuelta dentro del área de Enriquez, aunque Barraza resolvió correcto hacia un costado. El empate que no fue, terminó de liquidar animicamente a los dirigidos por Pedro Verde, que no volvieron a crear situaciones de peligro. Sobre el final, Estudiantes terminó con 9, ya que fueron expulsados Patrault y Palmieri por faltas desmedidas, producto de la impotencia del resultado.

Sin más, los albiazules se quedaron con el triunfo. Tras casi tres años sin disputarse el Derby platense, la 2000 volvió a quedarse con la victoria y, de esta forma el equipo conducido por Rodrigo Roselli quedó a nueve de la punta y con un partido menos. Dicho encuentro sellevará a cabo el próximo miércoles, ante Quilmes, en el Sur del Conourbarno.

 

SintSextaClasico