Get Adobe Flash player
header2
JUVENILES | GIMNASIA

Le faltó acompañar en el Tita

El Lobo tuvo un buen rendimiento en casa, que no pudo ser ayudado por la cosecha fuera de la ciudad. Buena jonada igualmente.

F18GelpRacing

IMPARABLE. Otra vez, Lautaro Chávez fue de lo mejor de la 2001 (Foto: Alejandra Cirer Chicchi).

 

LautaroPerez

 

Tras dos jornadas de algunas dudas luego de arrasar en el Clásico de la ciudad, Gimnasia debía enfrentar a un grande. Si bien no desfila por los primeros puestos, Racing siempre es un rival para tener en cuenta y si tomamos en cuenta que el tripero no venía de sus mejores producciones, es netamente positivo lo conseguido hoy. Con las menores jugando en casa y las mayores haciéndolo en Avellaneda, los coordinados por Marcelo Ramos se quedaron con ocho puntos, producto de dos victorias y un empate en casa, sumado a una igualdad de visitante. Muy pareja jornada frente a un equipo siempre complicado.

La jornada en Estancia Chica comenzó con la presentación de la Séptima y no precisamente de la mejor manera. Porque faltando poco para el final del primer capítulo, Castro se encontró solo en el área y definió ante Manganelli. Pero en el complemento, una carta tan conocida como efectiva: Lautaro Chávez. El 10 estuvo lejos de su mejor actuación, pero frotó la lámpara dos veces y dio vuelta el juego. A los 18', recibió en la mitad del campo y tras apilar a cuanto defensor se le cruzó, definió rasante y cruzado para el empate. Y apenas pasada la media hora, el zurdo capturó un fallido tiro de esquina propio y tras enganchar, sacó otro envío bárbaro para que Roberto Colucci la ponga de cabeza en el ángulo. Con una notable actitud colectiva, el Mens Sana lo dio vuelta y salió de la mala racha.

Luego fue turno de la Octava, que se encuentra claramente en alza, ya que llegó al sexto juego sin conocer la derrota. Esta vez, los de San Esteban superaron a La Academia 2-1 en Abasto, gracias a las conquistas de Alex Aramallo y de Tomás Muro, el goleador que regresó después de una suspensión de cinco partidos y que se despachó con un auténtico golazo de zurda. Sobre el final, la visita descontó y la 2002 debió sufrir más de la cuenta, más por el empuje que por el buen fútbol de su adversario. En resumen, otra enorme victoria albiazul, que hace seis partidos que no cae y que superó al rival de hoy en la tabla de posiciones.

Por último, la igualdad de la Novena. Los de Andrés Ramos venían de caer duramente en Paraná y debían dar vuelta rápido la página. El equipo jugó bien, pero no pudo concretar ni siquiera una de las varias situaciones de gol que tuvo para ponerse en ventaja. Si bien en la primera mitad ambos tuvieron situaciones, en el segundo tiempo fue todo del local. Pero entre su mala puntería y la gran actuación del arquero albiceleste, le impidieron a los platenses quedarse con el éxito. De igual manera, los pibes salvaron el invicto en La Plata.

No pudo complementar lo bueno

A los siete puntos conseguidos en nuestra ciudad, las categorías mayores pudieron aportarle poco. De no haber sido así, la cosecha podría haber sido mejor y la balanza podría haberse inclinado para el lado tripero, pero tan solo un empate en el predio Tita Mattiussi fue lo que pudieron rescatar los más grandes, producto del empate de la Cuarta, que perdía por 2-0 y logró remontar el resultado en los segundos 45' hasta empatar. Gonzalo Mottes y Matías Gómez le dieron la parda a los dirigidos por Mariano Messera.

Luego, las dos derrotas. La primera, por la mínima, sufrida por la Quinta, que parece no poder salir de una notable irregularidad que le impide despegar en la tabla. Esta vez fue caída 1-0 en Avellaneda, lo que indica que los de Martín Saggini suman dos derrotas y un empate post victoria clásica. Por último, lo peor. Es que la Sexta estuvo demasiado lejos de su mejor tarde y sufrió una aplastante derrota por 5-0, que no deja más que la autocrítica en un desconocido partido. Muy mal paso para los de Rodrigo Roselli, que deberán dar vuelta rápido la página.

Así las cosas y en una jornada pareja, Gimnasia y Racing obtuvieron ocho puntos cada uno gracias a sumatorias similares en cada predio: siete jugando como local, tan solo uno como visitante. Teniendo en cuenta esto y destacando que La Academia está entre los equipos con mejores recursos del país al ser una institución grande, no deja de ser claramente bueno lo conseguido por los juveniles triperos en esta ocasión. Es cierto que podría haber sido mejor de haber restacado algo más jugando lejos de casa, pero a fin de cuentas la sumatoria es más que valorable. Ahora, ya inmerso en una breve seguidilla complicada, el Lobo deberá medirse con Newell's, jugando con las mayores en Estancia y los más chicos en Rosario.