Get Adobe Flash player
header2

SÉPTIMA | GIMNASIA

Lo trabajó para salir de la mala racha

El tripero dio vuelta un partido difícil a base de un gran rendimiento colectivo. Otra vez Lautaro Chávez fue muy importante.

septimagelpracingDEBUT EN LA RED Y TRIUNFO TRIPERO. Alocado festejo de Rober Colucci tras el gol de la victoria (Foto: Alejandra Cirer Chicchi)

LautaroPerez

La 2001 había ganado su último juego frente a San Martín de San Juan. Luego, pasaron tres compromisos, con el clásico que se escapó a lo último incluído, y el equipo sumó un empate y dos derrotas. Encima, en el horizonte venía Racing, un rival lejos de ser invencible pero siempre para poner atención. Cuando parecía que La Academia también le complicaría las cosas al equipo que dirige Pablo Romero, estos se recompusieron mostrando un enorme trabajo en equipo, defendiendo en bloque y atacando de manera contundente, para dar vuelta el resultado y concretar un triunfo demasiado valioso. Por cómo llegaba al cotejo, por cómo se dio, por el rival y por el rendimiento. Goles de Lautaro Chávez y Roberto Colucci para el 2-1 que dejó los tres puntos en Abasto.

En los primeros minutos del encuentro, fue la visita quein impuso las condiciones. Primero Gómez hizo lucir a Nahuel Manganelli y luego Pérez mandó un fuerte disparo muy cerca del segundo poste. La primera del anfitrión llegó cerca de la media hora, cuando Chávez desbordó por izquierda y casi termina en gol en contra tras un desvío. Siguiente a eso, Enzo Castro tiró alto y Manganelli despejó con una volada bárbara. Avisó el 9. Porque a los 40' y tras encontrarse literalmente solo en el punto del penal, bajó la pelota y la punteó suave ante la salida del arquero Mens Sana para poner el 1-0 de Racing. Con el Lobo aturdido, así se fueron al entretiempo. No jugó mal Gimnasia y el partido fue parejo en el medio, pero una grave desconcentración se pagó muy cara.

De cara al complemento, los triperos cambiaron la actitud y pese a carecer de profundidad, llevaron a los de Avellaneda a jugar cerca de su arco. Sin embargo, cuando pasaba poco, el local puso en juego su carta más poderosa: Lautaro Chávez. El 10 agarró la pelota bien en la mitad de la cancha. En una de las pocas chances en las que pudo ponerse de frente al arco rival, gambeteó a tres defensores a toda velocidad y cuando salió el arquero, la acomodó de zurda cruzada al palo más lejano. Un verdadero golazo del mejor jugador de la categoría, que apiló rivales con una naturalidad que ya no sorprende para poner el juego 1-1.

Cerca de los 30', "La Joya" se hizo cargo de un tiro libre frontal y casi la clava en el ángulo. Y a los 35', se volvió a inclinar la balanza. Chávez ejecutó un córner desde la derecha. El envío fue corto, al primer palo, y fue despejado. El rebote lo agarró el propio delantero, que tras gambetar a un defensor y enganchar hacia el medio, puso un centro bárbaro, fuerte, al segundo palo. Era para que alguien desvíe y festeje. Ahí estaba Roberto Colucci, de enorme actuación en la defensa, para clavarla en el ángulo con un cabezazo alto implacable. El mendocino sacó todo en el fondo y concretó un excelente partido individual con la conquista que firmó el 2-1. Primero del zaguero en el club.

Ante el marcador revertido, los de Rodrigo Lista quedaron sin respuesta. La remontada albiazul fue un golpazo anímico muy grande para el conjunto académico, que vio como lentamente se le escapa el triunfo, que solo una vez se vio en riesgo. A los 42', Gómez gambeteó a todos en el área y cuando dejó tirado a Manganelli con un amague, buscó el ángulo para empatar. La pelota rebotó primero en el travesaño y luego en el palo, antes de salir. Nadie lo pudo creer. Si algo le faltaba a los albicelestes, era desperdiciar semejante situación. El Lobo aguantó, cerró sus líneas y concretó una victoria excelente, para cortar tres partidos sin los tres puntos.

 Así las cosas y tras ir abajo en el marcador, quedó concretados tres puntos importantísimos. Porque Gimnasia venía de tres partidos sin ganar y encima se topó con un grande, que claramente era el favorito. Sin embargo, superó a Racing a base de un muy buen segundo tiempo, donde sacó a relucir un rendimiento colectivo notable. Todos corrieron para defender y se esforzaron al máximo para atacar. El equipo no brilló pero batalló hasta el final y tuvo su premio con tres puntos enormes. Ahora, tendrá la tarea seguir dándole continuidad a esto, plasmado en resultados que lo saquen de la irregularidad. Se viene otra parada brava: Newell's en Rosario.

SeptimaGelpRacing