Get Adobe Flash player
header2

QUINTA | ESTUDIANTES

Diezmada pero de pie, la Quinta cayó solo por la mínima

Tamis, Vica y Gassa los únicos tres 99 que disputaron el encuentro ante Boca. El resto, todos jugadores 2000 que reforzaron a la Quinta para recibir al Xeneize.

QuintaEdlpBoca

BrunoValenti

En algún punto se dio la lógica. Pero solo en el resultado, y allí es donde la derrota, a pesar de ser derrota, tiene valor. La Quinta recibía al escolta (ahora líder) Boca Jrs. con tan solo tres jugadores categoría 99 y un equipo conformado, casi en su totalidad, por jugadores 2000. Fue victoria Xeneize, por la mínima, cuando el panorama pintaba peor. Mucho carácter de los pibes de Estudiantes que se le plantaron a uno de los animadores y no se dejaron atropellar.

En el boxeo profesional es condición “sine qua non” la igualdad en las categorías de pesaje. Dicha característica no se aplica al fútbol, y menos aún se aplicó en el duelo de Quinta entre Estudiantes y Boca. Porque claramente el Xeneize era favorito, por su condición de escolta, la regularidad que había tenido y la calidad de sus jugadores. La Quinta albirroja llegaba diezmada, con la mayoría del plantel en Holanda disputando la Otten Cup y esto lo ponía en inferioridad. Indudablemente, había que dar un poco más.

A lo largo del primer tiempo ni Boca pareció Boca, ni Estudiantes, Estudiantes. A la espera del atropello, el Pincha cerró sus líneas, fue prolijo tímidamente intentó jugar. El elenco de Saturno se mostraba aplacado, sin argumentos ni armas para lastimar.

La peor noticia estuvo del lado del Pincha con la lesión de Facundo Tamis, que debió retirarse con un fuerte dolor en la rodilla izquierda cuando solo iban 13 minutos. Así se fueron al descanso.

Y en el arranque del complemento, Boca golpeó. Con algo de oportunismo y mucho de fortuna, Castaño remató al arco de un tapado Pourtau y desvío de por medio venció al arquero para abrir el marcador a favor del Xeneize.

A pesar de los cambios, Estudiantes comenzó a sentir el cansancio y la falta de ritmo. Pero no se descuidó, mantuvo la intensidad y no se dejó pasar por arriba. Poco más para destacar. El tremendo esfuerzo de los chicos de Estudiantes no les fue suficiente para sumar de a tres, pero si para quedarse con la tranquilidad de haberle jugado de igual a igual a Boca, y haber dejado una buena imagen.

Se vendrá Atlético en Tucumán, el viernes, por la 19a fecha. Allí sí, con el Lomo Salinas en el banco y toda la tropa a disposición.

QuintaEdlpBoca