Get Adobe Flash player
HEADER2018

SEXTA| GIMNASIA

Sobre el final quedaron en pardas

A pesar de mostrar superioridad, la Sexta Tripera se quedó con un punto en un encuentro dinámico, y por momentos, caliente.

SextaGelpNobUna de las grandes luchas se vio en el medio campo. Allí ganó Benítez (Foto: Alejandra Cirer Chicchi)

DamianFlores

En el cierre de la jornada en el predio de Abasto, la 2000 de Roselli encontró las armas para ponerse en ventaja ante un rival duro, pero se quedó con un punto que, por el desarrollo del juego dejó un cierto sabor a poco. En el inicio fue más y encontró la ventaja con Kevin Sosa pero rápidamente lo empató Newell's. Ya en el complemento, Matías Miranda volvió a poner en ventaja al Tripero pero otra vez la Lepra llegó al empate. En un encuentro trabado y muy disputado, ambos terminaron con un jugador menos: Isaías Alegre y Rodrigo Scagliarini vieron la roja directa.

Ya en la tarde de Estancia, saltaron al campo de juego las Sextas para ponerle el punto final a la jornada. Los Triperos salieron con la idea fija: ser un equipo compacto con Rodrigo Benítez siendo la contención en la mitad del campo de juego, Matías Miranda el nexo conductor, mientras que Elías Ramírez e Isaías Alegre llevando peligro por las bandas derecha e izquierda respectivamente. Por ahí pasó el juego del Mens Sana ante un Newell’s que jugó al límite con la ley del offside, eficaz por momentos, pero siendo un arma de doble filo.

Así las cosas, la primera alegría fue para el albiazul. Isaías Alegre desbordó por la banda, en un duelo intenso con Rodrigo Segovia, y lanzó un centro muy exigido hacia el corazón del área grande, donde ya aguardaba Kevin Sosa. Éste conectó de volea y la colocó arriba junto al palo derecho de Franco Antoniolli, para poner el 1-0 con 16’ de juego. Gran acción del delantero que, rodeado de camisetas “rojinegras” logró interceptar el envío y abrir la cuenta para el equipo platense.

Sin embargo, de las buenas vienen las malas. El equipo rosarino encontró el empate del encuentro con un golazo de otro partido. Inesperado, por las situaciones que se presentaban en el encuentro y sobre todo, inalcanzable para Barraza: corrían 18’ de juego cuando Ramiro Sordo se deshizo de la marca y sacó el bombazo seco al ángulo para poner así el 1-1.

El trajín del encuentro fue intenso y las condiciones del campo de juego no fueron las mejores. De esta manera, ambos equipos continuaron la primera parte con un hombre menos: fuerte cruce de Rodrigo Scagliarini sobre Isaías Alegre, respuesta del volante del Lobo, todo a la vista del juez, que no dudó en mostrarle la roja a ambos cuando el reloj marcaba cerca de media hora.

Así y todo a ambos les costó rearmarse en un encuentro picado y con las revoluciones altas. Gimnasia perdió peso ofensivo en los últimos metros, más allá de manejar las situaciones y dominar el balón, mientras que a Newell’s le costó hilvanar juego con ese hombre de menos en la zaga central. De esta manera, la primera parte se consumió en la cancha principal de Estancia Chica.

El complemento se presentó con las mismas características que la primera parte. Un anfitrión bien plantado en el campo de juego, más ordenado y decidido a incomodar y a ocupar el terreno del rival. Hubo un buen trabajo de Tomás Cataldi, tomando protagonismo con Elías Ramírez, la única carta rápida en el team de Roselli, que junto con Matías Miranda comandó cada ataque del Lobo.

De esta manera, la primera del complemento fue para el dueño de casa. Gran pase filtrado de Miranda para Kevin Sosa que, ante la salida de Antoniolli definió por arriba y el balón se fue apenas desviado del travesaño con solo 4' de juego. El 9 mostró lo suyo en el frente de ataque Mens Sana, pero el uno Leproso se mostró rápido para incomodar y despejar el peligro de su valla.

Gimnasia mostraba su déficit en los últimos metros y sin embargo volvió a ponerse en ventaja. Gran acción de Matías Miranda, que encontró el espacio sobre el vértice del área grande y acomodó la pelota abajo junto al palo de Franco Antoniolli para poner el 2-1 cuando apenas había pasado el cuarto de hora. El 10 tomó la voz de mando y su equipo se puso en ventaja.

Pese a esto, el equipo rosarino comenzó a hacer pie en el campo de juego, siendo más preciso, y rápido se asomó al arco del tripero. Logró reacomodarse, planteó un juego dinámico por las bandas con Sordo suelto por el centro y así encontró el gol del empate.  Corrían 34’ cuando el recientemente ingresado Jesús Coceres lanzó el centro por lo bajo desde la derecha para que Tobías Donsanti la empujara ante los intentos de Barraza, para poner el 2-2 como cifra definitiva al encuentro.

De esta manera, Gimnasia y Newell’s quedaron en pardas en el cierre de la jornada. Por momentos el Lobo fue superior, pero el Leproso fue eficaz en las llegadas que tuvo y así rescató un punto en Abasto. Se viene San Lorenzo para los dirigidos por Rodrigo Roselli que, de a poco, se proponen volver a la victoria en el certamen. En esta ocasión, un punto con gusto a poco.

SextaGelpNob