Get Adobe Flash player
header2

NOVENA | ESTUDIANTES

Se lució goleando para cerrar una jornada perfecta

NovenaEdlpATLos abrazos son para Agustín Palavecino que abrió el marcador en City Bell (Foto: Bruno Valenti)

BlasBonafini

La Novena albirroja resolvió rápidamente su partido ante Atlético Tucumán, imponiéndose con un contundente 3-0 para asegurar los nueve puntos que había en juego en City Bell. Agustín Palavecino, luego Nicolás Palavecino y por último un lindo gol de Juan Marcos sellaron la victoria para la 2003.

Sin lluvia pero con un campo de juego pesado y maltrecho, la Novena de Estudiantes saltó a la cancha 3 para continuar con la senda victoriosa, que tuvo un cierre perfecto con nueve puntos y tres victorias holgadas.

No sería descabellado afirmar que hubo un solo equipo en cancha. El Pincha manejó el partido, se impuso en todas las facetas y dominó física y futbolísticamente. En el primer tiempo hizo un gran desgaste hasta llegar a los goles, que fueron consecutivos, y después cuidó el resultado sin pasar sobresaltos.

El primer aviso fue rápidamente a los 2 minutos, con un disparo de Lautaro Sosa. El mediocampo tenía siempre supremacía albirroja, y el Decano solo logró replegarse, muy cerca de su arquero y defendiendo sin demasiada bravura. Cinco minutos más tarde Agustín Palavecino casi convierte un golazo, por medio de un remate con mucho efecto que se perdió cerca del palo izquierdo. Eso fue el anticipo de lo que pasaría a la postre, en donde se rompió el cero.

Sobre los 13´, Juan Cruz Pintos, de gran partido y mucho recorrido desde la defensa al ataque, encabezó la jugada y habilitó a Agustín Palavecino, que aprovechando una salida tardía del arquero, logró esquivarlo y sin dejar tiempo a reacciones definió con el arco vacío. El masazo fue doble, ya que sesenta segundos más tarde, esta vez Nicolás Palavecino sacó rédito del desconcicerto que era Atlético, y de emboquillada definió por encima de un golero vencido. En quince minutos, el Pincha había resuelto el partido.

Los dos goles fueron un bálsamo para la tranquilidad de la 2003, que mostró momentos de juego asociado y mejor interpretación de las jugadas. El complemento se resume en el gran gol que armó Estudiantes. Saliendo desde el fondo, y con una jugada precisa a un toque, Juan Marcos, que se movió por todo el frente de ataque, se la picó al arquero para firmar merecidamente el 3-0.

Así, la Novena aseguró la faena de triunfos, volvió a sumar de a tres para ubicarse noveno en la tabla, lejos del líder pero confirmando un buen torneo. Justamente, la semana próxima visitará al puntero Lanús, en Arias y Güidi.

SintNovenaEdlpAT