Get Adobe Flash player
header2

JUVENILES | GIMNASIA

Confirmó el buen momento con una gran jornada

Frente a un rival durísimo, el Lobo le peleó de igual a igual y lo terminó superando. Esta vez las más grandes dieron el impulso mayor.

f23gelpcentralJoaco Caballero intenta escapar con la pelota (Foto: Alejandra Cirer Chicchi)

LautaroPerez

Después de medirse con San Lorenzo entre semana para ponerse al día en el fixture, Gimnasia tenía una prueba aún más complicada. Porque fue turno de enfrentar al quinto en la tabla general: Rosario Central. Si bien no es uno de los grandes, el rendimiento de los rosarinos indica que es superior a varios de ellos en los números. Por eso, no era nada fácil la tarea de hoy. Pero los coordinados por Marcelo Ramos dieron otra muestra de crecimiento, ya que obtuvieron 10 puntos y no sumaron derrotas en este día sábado. En Estancia, tres empates con las menores. En Baigorria, un empate y dos victorias de las mayores para darle forma a una jornada casi perfecta.

El primer turno de Abasto comenzó pasadas las 10:30 con la Séptima en el campo. Los de Pablo Romero comenzaron perdiendo y no la pasaban del todo bien frente a un equipo más dinámico y vertical. Pero en el segundo tiempo, hubo un terrible y notorio cambio de actitud: los pibes del conjunto albiazul no pararon de correr y de presionar a Central, hasta arrinconarlo casi todo lo jugado. En el medio, Juan Cruz Bruzzoni empujó un centro de Montenegro y decretó el 1-1 que luego sería final. Podría haber sumado de a tres la 2001, pero el travesaño entre otras cosas le impidió quedarse con lo que realmente mereció. Incluso, Saffores tuvo la victoria desde el punto del penal pero el arquero rival le impidió anotar.

Luego fue momento del equipo de Jorge San Esteban, que en un compromiso igual de parejo que el anterior, tuvo que trabajar y mucho para imponerse en el campo. Si bien arrancó abajo en el tanteador, un gol de Nélson Dávalos puso rápidamente las cosas 1-1. Luego, una jugada clave: Tomás Muro dispuso de un penal apenas iniciado el complemento, pero el golero santafesino le tapó el remate y el rebote. Increíble pero real. Luego, la Octava debió esforzarse al máximo para sostener la igualdad, que finalmente terminaron consiguiendo.

Por último, una Novena que había vuelto a ganar y quería confirmar el buen pasaje. Pero se topó contra un adversario que va tercero en la tabla de posiciones y no le simplificó para nada las cosas. Además, los de Andrés Ramos estuvieron bastante imprecisos a la hora de general, por lo que las cosas se complicaron el doble. De esta forma, terminó sin goles el encuentro, que tuvo a Lautaro Pesado, el arquero Mens Sana, como la figura del encuentro y gran responsable de que su categoría no sufra ningún gol que lo deje sin nada.

 

El impulso vino desde Rosario


Las categorías triperas más grandes viajaron a uno de los mejores predios de inferiores de la Argentina para medirse a un rival complicadísimo como visitante. Primero empató la Cuarta comandada por Mariano Messera, que pese a arrancar perdiendo pudo reponerse gracias a un penal convertido por Gian Córdoba,  y así contribuir mínimamente a la suma total. Ahora, el combinado '97/'98 deberá ganar en casa para darle valor a este punto.

Después, la Quinta dio el golpe y salió de perdedor: es que en un trámite vibrante, terminaron venciendo 3-2 al Canalla. Goles de Nahuel Mateos, Alejo González y Antonio Napolitano, para que los de Martín Saggini corten la mala racha y vuelvan a festejar tras no hacerlo desde el clásico de la ciudad. Finalmente, la Sexta se lució y vapuleó a los rosarinos en la Ciudad Deportiva de Granadero Baigorria. Tremenda goleada albiazul por 5-2, concretada gracias a los tantos de Agustín Ramírez en dos ocasiones, Matías Miranda, Isaías Alegre y Sebastián Cocimano, que volvió a convertir un gol para la 2000 que dirige Rodrigo Roselli después de un largo tiempo.

De esta manera, Gimnasia completó una jornada sin derrotas ante un rival durísimo, que podría haber sido aún mejor si hubiese habido precisión en dos jugadas puntuales. Pero tanto en Abasto como en Rosario, el Lobo pisó fuerte y se le plantó de igual a igual a un rival que por momentos pareció venir a cumplir con un trámite. Sin embargo, a base de una actitud increíble, la cantera tripera sorprendió y confirmó su gran momento. A la vez, su crecimiento: 10 puntos para superar a San Lorenzo, otros tantos para hoy relegar a Central. Así, en menos de cuatro días, los coordinados se sacaron de encima al cuarto y al quinto de la tabla general. El próximo sábado se viene otro pesado: Independiente, con las mayores en Abasto y las más chicas en Domínico.