Get Adobe Flash player
HEADER2018

NOVENA | ESTUDIANTES

El poderío del Ciclón fue mucho para el debut albirrojo

La 2004 de Leandro Testa recibió un duro cachetazo ante San Lorenzo. El Pincha se encontró superado rápidamente y más allá de haber tenido una idea de juego clara nunca pudo lastimar al Ciclón.

NoenaEdlpSanLoreno  La 2004 intentó pero el Ciclón aceleró y se quedó con el triunfo. (Foto: Blas Bonafini)

DamianFlores

La pelota volvió a rodar en City Bell. La 2004 saltó al campo de juego del Country Club para medirse con el Ciclón en el marco de una jornada apática, en cuanto a los números generales de la primera fecha del Torneo Juvenil. El equipo de Boedo fue más eficaz, liquidó el pleito rápido y le propinó al Pincha una dura goleada por 3-0. Arrighi abrió la cuenta y Zappacosta completó el marcador final.

No fue el mejor debut para el equipo de Leandro Testa. A pesar de mostrar cualidades interesantes en el juego, siendo un equipo muy versátil, rápido y con un buen manejo de pelota, le tocó abrir el año ante un San Lorenzo muy estable, y sobre todo eficaz en la cancha número cinco del Country Club de City Bell.

Ya en el arranque, al Pincha le tocó correr desde atrás. Corrían solo 5’ del primer tiempo cuando San Lorenzo se puso en ventaja: una gran jugada  que colectiva culminó con un buen disparo cruzado de Nicolás Mallea, al cual Juan Román Soberón respondió bien, poniendo las dos manos al tiro y dejando un rebote apenas corto, Adrian Arrighi estuvo atento, tomó esa carambola y solo tuvo que empujar la redonda para que el equipo visitante se ponga arriba por 1-0.

Entró dormido el Pincha, no lo vio venir. En la primera clara, el equipo de Roca infló la red y desbarató los planes de los de Testa, que luego de ese cachetazo buscaron reaccionar rápido. Buen trabajo de Lautaro Bogado en la mitad de la cancha: el cinco albirrojo cumplió con creces, tuvo un amplio recorrido en el centro del juego tapándole los espacios al Ciclón, y Schwartz y Galarza fueron los encargados de hacer jugar al Pincha. 

Estudiantes parecía levantar la cabeza, transitaba buenos minutos manejando la pelota y buscando el lugar para lastimar a la visita, y así y todo San Lorenzo volvió a pegar fuerte. Agustín Giay desbordó por la izquierda, se acomodó y sacó un remate mordido que impactó de lleno en el travesaño y Joaquín Zappacosta tomó al rebote y de cabeza, decretó el 2-0 con 13’ de juego.

Sofocado el Pincha, no encontró los modos de revertir el mal momento, ante un rival que estuvo fino, al pie del cañón para aprovechar el error.  Así, rápidamente llegó el tercero para el Ciclón: Zappacosta se volvió a llenar la garganta con el grito de gol, aprovechando un yerro defensivo el goleador estuvo atento para poner el tercero cuando el reloj de Di Benedetto marcaban solo 16' de juego.

A partir hubo un quiebre en el encuentro. Estudiantes iba a la carga casi por instinto, lograba tener la pelota pero en ese lapso fue muy impreciso, así y todo tuvo una buena acción para descontar. A los 22’ de la primera parte, Tobías Galarza robó la pelota en propio campo y de ahí, enfiló el ataque, se la llevó, llegó hasta el fondo y sacó el remate pero el tiro fue muy desviado. El siete albirrojo tuvo la más clara para los albirrojos de la primera parte.

Sin más ocasiones de peligro, el primer tiempo llegó a su fin. San Lorenzo golpeó primero y a Estudiantes le costó reponerse, el azulgrana fue más audaz, aprovechó cada duda del Pincha y se fue al descanso con una amplia ventaja a favor.

Ya en el complemento el ritmo del juego fue otro, fue un partido más chato, trabado y con muchas imprecisiones. Juan Soberón tuvo buenas intervenciones y evitó que San Lorenzo estire la ventaja. En los 18’ del complemento y el equipo de Flavio Roca buscó el cuarto con un gran contragolpe comandado por Tomás Porra, pero ahí surgió la figura del guardametas albirrojo: primero le puso las manos al tiro violento del 10, y luego se estiró para llegar con lo justo a tapar el cabezazo de Zappacosta que buscaba el tercero en su cuenta personal.

Así, entre tanto tire y afloje, el Pincha buscó cortar cada ocasión de peligro en su terreno, pero el complemento se consumió en intenciones. Opaco debut para la categoría 2004 pincharrata, con una  derrota abultada y muy exagerada para los de Testa que, a pesar de tener una mala mañana, mostró buenas intenciones en campo de juego. El Pincha deberá dar vueta la página y buscar la redención en Córdoba, cuando el próximo sábado visite a Talleres en La Boutique.


NovenaEdLPSanLorenzo