Get Adobe Flash player
HEADER2018

NOVENA | GIMNASIA

Mereció mejor suerte pero cayó derrotado

Ante Patronato, lo más chicos no pudieron convertir las situaciones que tuvieron y perdieron 1 a 0 en el debut.

NovenaGElpPatronatoTomás Ancherogguon fue de lo más desequilibrante en el ataque Mens Sana / Foto: Bruno Valenti

EmilioPuig2

De manera invertida a lo sucedido el año pasado, en este arranque del campeonato fueron los más chicos los encargados de abrir el telón de la jornada número uno en Abasto. Y con el objetivo de comenzar de la mejor manera, los conducidos por Andrés Ramos salieron desde el comienzo con la intención de dejar los tres puntos en casa. Sin embargo, una maniobra magnifica de Matías Dabón hizo que el Patrón se llevara la victoria a Entre Ríos.

La idea de juego del conjunto albiazul estaba clara a la vista: pases cortos, salidas limpias y tratar de asociarse para generar fútbol, siempre con la mirada clavada en el arco rival. Pese a esas buenas intenciones, el equipo estuvo algo impreciso y apurado. Entonces, cada ataque no terminó de la mejor forma.

Para peor, en una jugada aislada, Dabón capturó un rebote dentro del área, amagó y con ese amague dejó desorientada a toda la defensa. A la hora de la definición tampoco se puso nervioso y, con mucha categoría, la puso arriba para marcar el 1 a 0. Luego del gol, la visita empezó a encontrar espacios y por intermedio de la velocidad de Dabón y Hugo Godoy complicó al Lobo.

Con la obligación de ir en busca de la igualdad, Gimnasia salió a jugar los segundos treinta y cinco minutos con más intensidad. Incluso tuvo dos situaciones claras desde el arranque y ambas en los pies de Santiago Valdéz. En la primera, el 11 la tiró por encima del arquero y la pelota cayó en el techo del arco; mientras que la segunda fue a través de un tiro libre que respondió bien Gino Miloco.

Con el paso del tiempo, el encuentro pasó a jugarse en terreno visitante y el Lobo se acercó cada vez más al área de Patronato. De hecho, sobre el final, contó con una situación inmejorable para igualar las acciones. Tras un córner, Gustavo Sivila Mendieta le ganó a todos y cabeceó, la pelota pegó en el poste, cruzó toda la línea y fue rechazada por un defensor rojinegro.

No pudo ser para la 2004, que si bien mereció mejor suerte, no logró llegar a ese ansiado empate y terminó cayendo en su debut en el torneo. Ahora deberá viajar a Córdoba para enfrentar a Belgrano