Get Adobe Flash player
HEADER2018

RESERVA | CLÁSICO

El podio del Pincha lo encabeza Apaolaza

Francisco Apaolaza, la figura. Juani Díaz, el goleador. Mura y Erquiaga complentan la lista de destacados en el conjunto visitante

PodioEdlpReservaEmilioPuig1

Los Clásicos se ganan cuentan los libros históricos del fútbol y, si bien la manera puede variar según el gusto futbolístico de cada uno, ganarle en la última jugada al archirrival de toda la vida se disfruta de una forma diferente, porque simplemente tiene un gustito distinto. Claro, la alegría aumenta cuando jugás gran parte de la segunda etapa con un hombre menos producto de una expulsión. Eso sucedió este viernes en Abasto, con Estudiantes quedándose con una nueva edición del derby de la categoría preliminar a la Primera División.

Si el fútbol estaría envuelto en una rígida justicia, ese cabezazo de Francisco Apaolaza, que rechazó Tomás Durso, tendría que haber entrado y ser el propio Pancho el héroe de la jornada. Sin embargo, como el deporte más lindo del mundo no cuenta con una holgada afinidad con las leyes y la flexibilidad está a la vuelta de la esquina, el gran arquero que posee el Lobo se destapó con una de sus tremendas atajadas y le negó el tanto. Aunque en el rebote apareció Juani Díaz para empujarla y desatar la locura pincharrata.

Es cierto que haber marcado el único tanto del encuentro y en la última jugada te ubica, inevitablemente, en un lugar privilegiado en el podio. Y en este caso, el defensor central albirrojo lo tiene más que merecido, porque su actuación no sólo resalta por esa anotación. Juani estuvo atento en todas las divididas, evitó varios ataques triperos y contuvo de manera brillante a Contín, delantero complicado para marcar.

Ahora bien, sin dudas la figura de los noventa minutos en la cancha número uno de Estancia Chica fue Francisco Apaolaza. El nueve de Estudiantes ganó todo por la vía aérea, luchó contra los dos centrales, aguantó lo que le tiraron y fue participe principal de cada ataque de los conducidos por Leandro Benítez. Además, en sus pies estuvieron las situaciones de riesgo más claras. Claro, lastimosamente para él, el arco no se le abrió y no pudo concretar lo que a todo goleador se le pide: Goles.

Por otro lado, vale destacar las actuaciones de los dos laterales: Facundo Mura e Iván Erquiaga. A priori no eran sencillas sus tareas, ya que debían marcar a dos jugadores muy talentosos, como son los casos de Matías Gómez y ni hablar de Lautaro Chávez. No obstante, ambos marcadores de punta hicieron los deberes y se sumaron al podio por sus férreos marcajes.

El clásico quedó en manos de Estudiantes y estos cuatro jugadores tuvieron mucho que ver en el desarrollo del cotejo, como también en la victoria.