Get Adobe Flash player
HEADER2018
RESERVA | GIMNASIA

No arrancó bien, se recuperó y lo ganó sobre el final

El Lobo caía en Victoría por 1 a 0, mejoró en la segunda parte y le terminó ganando a Tigre por 2 a 1. Lucas Calderón y Sebastián Cocimano debutaron en las redes.

Tigre1Gelp2

VOLVIÓ EL CAPITÁN. Nicolás Ortíz volvió a lucir la cinta luego de haber ido al banco de Primera.

 

EmilioPuig2

 

A tono con el cielo, nublado y gris, venía siendo el partido de Gimnasia, ayer en Victoria. Claro, enfrente había un rival que viene haciendo un muy buen torneo y todavía tiene aspiraciones de campeonar. Entonces, a priori, se intuía que el choque no iba a ser una tarea fácil para el Mens Sana, que llegaba entonado luego del triunfo ante Argentinos Juniors por 4 a 3. Y así fue. El Lobo dio vuelta el resultado y se volvió a La Plata con tres puntos muy importantes, que ayudan a seguir mejorando la campaña de cara a la recta final del torneo.

Los conducidos por Leandro Martini y Mariano Messera no tuvieron una buena primera parte y prácticamente no contaron con situaciones de riesgo para el arco defendido por Matías Blengio. No obstante, es justo decir que al dueño de casa también se lo vio apagado y sin la lucidez de otros encuentros. En consecuencia, el espectáculo estuvo envuelto en una total paridad. Sin embargo, cuando no pasaba nada, el Matador contó con un tiro libre desde la izquierda que ejecutó Javier Iritier. El 10 levantó la pelota y la puso en el punto de penal, para que el central Pedro Gutiérrez anticipe a todos y de cabeza marque el 1 a 0 parcial.

A partir del gol, el anfitrión comenzó a tomar las riendas e impuso su manera de jugar, aunque sin demasiada profundidad. Ya en el complemento, las cosas cambiaron. Gimnasia consiguió llegar al empate antes de los diez minutos, por intermedio de un gran cabezazo de Lucas Calderón (primero en Reserva, en su primer juego como titular), tras un lindo centro con mucha rosca de Juan Cataldi. Sin dudas, el hecho de haber empatado rápidamente hizo que el equipo tomara confianza y con el correr del tiempo lo reflejó en el rendimiento. En tanto, el experimentado Martín Galmarini -vuelve de una grave lesión- cometió una falta en mitad de cancha, vio la segunda amarilla y dejó al dueño de casa con un hombre menos.

El conjunto platense lo aprovechó y sobre el epílogo, después de crear varias situaciones de gol y convertir a Blengio en figura, llegó el merecido premio. Calderón habilitó con un gran pase, de primera, a Sebastián Cocimano. Éste aguantó la marca del defensor y, ante la salida del arquero, definió abajo y al primer palo para poner el 2-1 final. Vaya definición para el goleador categoría 2000, que se anotó por primera vez en el marcador de la divisional, cuando apenas acumula un puñado de minutos con el equipo.

Así las cosas, el Lobo revirtió el resultado y se trajo tres puntos muy valiosos para La Plata. Si tomamos en cuenta que el rival es actualmente uno de los escoltas de la Superliga y que al tripero le estaba costando demasiado dar vuelta el marcador una vez abajo, se trata un triunfo fantástico, que alimenta de confianza a todo el equipo. Ahora que sumó su segunda victoria al hilo, se meterá de lleno en la recta final del campeonato, siendo Atlético Tucumán, en Estancia Chica, su próximo rival.

 

reservagelptigre