Get Adobe Flash player
HEADER2018

RESERVA | ESTUDIANTES

Diezmado, Belgrano le puso un freno

El Pincha sintió las bajas y se fue quedando sin resto. Hizo mucho como para quedarse con las manos vacías pero no pudo contra la efectividad de Belgrano.

EdlpBelgranoReserva

Mati Pellegrini lucha porque quedarse con la pelota ante la marca de Enzo Mira / Foto: Blas Bonafini

BrunoValenti

Un flojo arranque, e incluso accidentado, le costó al Pincha la posibilidad de sumar en casa y convertirse en el único escolta de Unión. Belgrano fue efectivo y Estudiantes buscó por todos lados remontar un partido que en 20 minutos los tenía 1 a 0 abajo y sin su capitán. Final de una larga racha de victorias, que obligarán al elenco del Chino Benítez a reaccionar rápidamente en busca del objetivo.

Un dato importante para entender el partido más allá del resultado: Estudiantes tomó la iniciativa, fue profundo y si bien se desdibujó al final, en pos del empate, fue ordenado para llegar repetidas veces al arco de Heredia. ¿Qué tuvo Belgrano? Efectividad, factor valioso si los hay. Con eso, el Pirata se fue con los tres puntos a Córdoba.

Fabricio Brener fue el protagonista de la primera jugada de riesgo del partido, que terminó en gol, y eso sí es efectividad. El volante remató de lejos y nada pudo hacer Francesconi para evitar el 0-1.

Desde ahí el partido tomó una característica que se iba a mantener, prácticamente, a lo largo de los 78 minutos restantes: Estudiantes lanzado en ataque, Belgrano saliendo de contra.

Fue así como el Pincha tuvo las suyas. Primero Tomi Oses, más tarde Vera, con un disparo rasante que contuvo el arquero y así se fueron al descanso. No solo con Belgrano ganando 1 a 0 sino también con Facundo Mura afuera de la cancha, porque a los 20, el capitán sintió un tirón en la pierna derecha y debió ser reemplazado.

El complemento tuvo un desarrollo con esa característica mencionada anteriormente aún más marcada. Pasaban los minutos y Estudiantes ya casi no retrocedía. Jugando en campo Pirata, empezó a inquietar a Heredia pero sin claridad. Talpone tuvo un mano a mano que ganó el arquero y en la siguiente, Pellegrini no pudo conectar bien un rebote para cantar el empate.

De a poco y producto del fastidio, al Pincha se le empezaron a cerrar los caminos. Belgrano tomaba nota de eso y empezaba a jugar con la desesperación del León, que terminó jugando con Acosta de central y Enríquez sumándose al ataque.

Y llegó el final, no sólo del partido, sino también de una racha de siete triunfo al hilo de un equipo que alguna vez iba a fallar. Fue hoy, ante Belgrano, pero no habrá demasiado tiempo para lamentos. Mente en blanco y a pensar nada menos que en River, rival de la próxima fecha.


sintesisedlpbelg