Get Adobe Flash player
HEADER2018

SEXTA | CLÁSICO

El Pincha se sobrepuso a las expulsiones y se quedó con un triunfazo

Los de Pedro Verde se quedaron con tres jugadores menos, el Lobo no aprovechó esa ventaja y el León se terminó llevando el choque más importante del año. Fue 2 a 1. Bautista Kociubinski y Segundo Pachamé marcaron para la visita; Roberto Colucci hizo el del local.

SextaGelpEdlp GRITALO KOCIU. El capitán abrió la cuenta para el Pincha. (Foto: Vanesa Kresic)

EmilioPuig1

 

Expectativas cumplidas. Pese a la enorme cantidad de barro acumulado en la cancha número uno de Estancia Chica, producto de la intensa lluvia caída y del trajín de los partidos llevados a cabo, las categorías 2001 de Gimnasia y Estudiantes volvieron a regalarnos otro clásico repleto de emociones: tres goles, tres expulsiones y una incertidumbre en el resultado hasta el último instante.

No obstante, entre tanta paridad, esta vez le tocó festejar al Pincha, que se mostró práctico y eficáz, convirtiendo en momentos claves. Luego se quedó con tres hombres menos y pudo aguantarlo sin mayores problemas. Finalmente fue 2 a 1, con goles de Bautista Kociubinski y Segundo Pachamé. En tanto, Roberto Colucci había puesto el empate transitorio para el dueño de casa.

Arrancó mejor la visita, con mayor decisión y enseguida logró adelantarse en el marcador. Diez minutos habian pasado cuando Ezequiel Naya forcejeó sobre la línea lateral y tiró un centro mortal. En el área se la llevaron por delante, la bola dio en el travesaño y el rebote lo pescó Kociubinski, que sin dudar la mandó a guardar. Lejos de achicarse, Gimnasia comenzó a tomar las riendas y a generar situaciones, sobre todo atacando por el costado izquierdo. Allí se estacionó Lautaro Chávez y armó varias maniobras individuales que pudieron haber terminado en algo más, de no ser por la falta de precisión en los últimos metros. Sin embargo, tanta insistencia iba a terminar dando sus frutos. A los 38’, Sebastián Vidal ejecutó un tiro libre maravilloso, Roberto Colucci se despegó del suelo, superó a todos (incluso al arquero) y de cabeza igualó las acciones. 1-1 y un empate que reflejaba lo sucedido en el verde césped.

A medida que fue pasando el tiempo, en Estudiantes comenzó a crecer la figura de Pachamé. El mediocampista realizó un gran despliegue y participó en casi todas las jugadas de peligro de su equipo. Casualmente, el mismísimo número siete terminó convirtiendo y dándole la ventaja al conjunto albirrojo. Kociubinski lanzó un córner que cayó en el vértice del área chica, "Pacha" leyó dónde iba a caer la redonda, la fue a buscar y con un frentazo fortísimo dejó sin chances a Nahuel Manganelli. 2-1 y al descanso.

Ya en el complemento, los conducidos por Pedro Verde sufrieron las expulsiones de Carlos Vega, Gastón Benedetti y Lautaro Lovazzano y, en consecuencia, aguantaron más de media hora con ocho jugadores. Juan Pablo Zozaya se hizo gigante y contuvo cada aproximación del Lobo, que metió mucha gente en ataque pero pecó de apresurado. De cualquier manera, el uno pincharrata primero se lució ante un muy buen cabezazo de sobre pique de Thiago Mendoza, luego voló en un tiro libre de Chávez y por último se quedó con un mano a mano peligroso de Ezequiel Marcoz.

Sin más, Estudiantes terminó llevándose un triunfazo de Abasto. Sin dudas, sumamente importante para alcanzar los once puntos y seguir expectante en el torneo. Por el contrario, el Mens Sana no pudo conseguir su primer triunfo y dejó escapar una buena chance para levantar en lo anímico y futbolístico.

 

sextagelpedlp