Get Adobe Flash player
HEADER2018

OCTAVA | CLÁSICO

El León fue letal para rugir fuerte en el Clásico de Octava

OctavaEdlpGelp EL DIEZ, DE DIEZ. Sarmiento la rompió y el Pincha cantó victoria  / Foto: Blas Bonafini

IvanCedano

Prometía ser, quizás, el más atractivo de la jornada, y no decepcionó. El equipo de Martín Gaimaro golpeó primero, y cuando parecía que dominaba y no pasaba sobresaltos, llegó el empate tripero. Sin embargo, la gran labor de todo el frente de ataque Pincha fue decisiva para llevarse los 3 puntos, y darle aún más sentido a la superioridad que había conseguido en el juego. Un excelso Darío Sarmiento coronó con un golazo su gran actuación en tamaño partido.

La cancha N° 5 del Country de City Bell fue el escenario para el segundo encuentro que, tras varios días de espera, enfrentó a las categorías menores de Estudiantes y Gimnasia. En este caso, la Octava División, que si bien ambos equipos venían con un andar irregular en el torneo, la esperanza de un gran duelo prevalecía. El Lobo llegaba 4 puntos arriba de su clásico rival, pero el León apuntaba todos sus cañones a que su delantera tuviera una buena mañana.

Y así fue, porque cuando aceleró, el local no perdonó, e hizo valer el dominio que tuvo durante gran parte del trámite. Algunos segundos habían pasado cuando Zales estrelló el primer remate contra el palo del arco defendido por Gómez, y avisaba Estudiantes. Promediando los 20 minutos, llegó la alegría para los locales; en una confusa jugada, Álvarez capturó la pelota en el área, y, tras el rebote, definió con una carámbola que se fue por arriba de la humanidad de Gómez, poniendo el 1 a 0.

Inmediatamente Estudiantes no cedió en el intento de aumentar la ventaja, inquietando constantemente el arco tripero. Gimnasia, por su parte, buscó a través de centros que encuentren la cabeza de Mammini o el ingreso de sus volantes. No fue así, y el Pincha se fue al descanso con el triunfo parcial. Pablo Romero movió el banco en el complemento, buscó variantes, y llegó el empate; Riveros desbordó y Brizuela la empujó solo de cara al arco, 1 a 1.

Gaimaro hizo lo propio, y el ingreso de Palavecino y Manfredi, con extraordinarias apariciones de su número 10 Sarmiento, dieron sus frutos. La emoción del empate le duró a Gimnasia, tan sólo 3 minutos; el 10 albirrojo encaró, se sacó dos marcas de encima, y definió con la derecha para vencer al arquero y poner nuevamente arriba al local. El DT Mens Sana agotó los cambios, pero no fue suficiente para contrarrestar al León.

A falta de casi 10 minutos para el final, el ingresado Manfredi la capturó en mitad de cancha, encontró el espacio y sacó un estupendo remate de media distancia que se coló junto al palo izquierdo de Gómez; era 3 a 1 y el golpe de knockout para el Lobo. Gimnasia nunca supo reponerse, intentó sin éxito, y Estudiantes sólo tuvo que dejar correr los minutos para consumar un gran triunfo ante el clásico rival.

OctavaEDLPGELP