Get Adobe Flash player
HEADER2018
JUVENILES | GIMNASIA

Terminó invicto y sin chances del gran premio

El tripero no sufrió derrotas en la última fecha. Sin embargo, uno de los empates dejó sin chances a la Cuarta.

Dfu2ebeWAAAp22eLautaroPerez

Las divisiones juveniles de Gimnasia saltaron al campo hoy para disputar la última fecha de la Superliga ante Chacarita. Teniendo en cuenta que mañana juega la Selección Argentina, la fecha se adelantó para hoy. Las mayores jugaron en Estancia Chica y dejaron siete de los nueve puntos en casa. Las más chicas, volvieron con la misma cantidad de San Andrés. De esta forma, el Lobo cierra de muy buena manera el torneo, aunque la Cuarta -la única que tenía chances- no pudo imponerse y no jugará la semifinal.

En la fría mañana de Abasto saltaron a la escarcha ambas Sextas. Es que los pibes, como sucede cuando se juega en la semana, adelantan su turno para poder asistir a clases a la tarde. A la 2001 le alcanzó un tiempo para liquidar el pleito ante el Funebrero, gracias a los goles de Franco Vignale y Valentín Jouglard. De igual modo, a los dirigidos por Rodrigo Roselli no les alcanzó el 2-0 para esquivar el último lugar, pese a terminar con una sonrisa.

En segunda instancia jugó la Quinta. Y después de un primer tiempo sin emociones, se despertaron todos en el complemento. De arranque golpeó Cocimano, que luego asistió a Pacheco para el 2-1. En el medio, y rápido, la visita había empatado. Sobre el final, el tricolor se vino con todo por la igualdad, pero la 2000 lo aguantó bien y sumó nuevamente de a tres para terminar el campeonato en la mitad de la tabla de posiciones.

Por último fue turno para la única división que tenía chances de meterse en la definición. Debía ganar y esperar, pero el deseo se esfumó rápido cuando el equipo de Coco San Esteban perdía 2-0 en menos de un cuarto de hora. Después de asimilar el golpe, el Mens Sana recién reaccióno en la segunda mitad, y lo empató con goles de Lucas Calderón y Cristian Zone. De esta forma, también terminó el campeonato para los nacidos en el '98 y '99, de gran primer semestre.

 

Trajeron una buena cosecha


Las divisiones menores viajaron hasta San Andrés, donde se encuentra el predio funebrero, y realizaron una muy buena tarea. La Séptima jugó el primer turno y empató 2-2, gracias a los tantos de Elías Mones Cazón y Nélson Dávalos. Así las cosas, los comandados por Napolitano también concluyeron una buena tarea en el torneo. Mejor suerte tuvo la Octava, que arrolló a su rival y lo goleó 4-1. Tres los hizo Ivo Mammini, el goleador del equipo albiazul, y el restante fue de Nicolás Furlan. Los de Pablo Romero también se quedaron muy cerca de clasificar.

Por último, la categoría que mejor cerró el semestre: la Novena. El equipo de Andrés Ramos volvió a ganar. Volvió a hacerlo por la mínima. Y volvió a repetir el goleador: Tomás Ancherogguon. El incansable delantero volvió a darle la victoria a su equipo. La 2004 sumó 13 de los últimos 15 puntos, y el Toro convirtió su cuarto gol consecutivo para convertirse en el máximo artillero de la categoría. Enorme cierre de campaña.

Así transcurrió el último capítulo de Gimnasia en esta Superliga. Con mucho para destacar y con otro tanto por mejorar, pero con la tranquilidad de haberle peleado mano a mano a cada rival que estuvo enfrente, y de no haberles hecho fáciles las cosas. La estructura que comanda Marcelo Ramos deberá seguir trabajando y potenciando sus virtudes, a la espera de saber cómo se jugará el campeonato a partir del próximo semestre. Mientras tanto, la mayoría podrá descansar al menos hasta agosto. El Lobo terminó invicto.