Get Adobe Flash player
HEADER2018
PRIMERA DIVISIÓN | GIMNASIA

La presentación de la cantera también trajo alegría

En sintonía con el partido en sí, la actuación de los debutantes dejó conclusiones positivas.

germnguiffreygelp

EL MEJOR. Guiffrey fue lo más destacado teniendo en cuenta los pibes que debutaron. (Foto: Gimnasia Oficial).

 

LautaroPerez

 

Fue turno de debutar oficialmente en la temporada para Gimnasia. El Lobo enfrentó a Sportivo Belgrano -de San Francisco, Córdoba-, por los 32vos de final de la Copa Argentina. El encuentro disputado en cancha de Temperley dejó como ganador a los de Pedro Troglio, que inició su tercer ciclo en el club. Además de la felicidad lógica por el triunfo y el pase a la siguiente instancia, la nota positiva la dieron también los jóvenes que el entrenador tripero decidió poner en cancha por primera vez: Hernán Tifner, Germán Guiffrey y Juan Cataldi tuvieron su estreno con la Primera División albiazul.

Iremos de atrás para adelante. De la zaga central formó parte Germán Guiffrey. Zurdo, naturalmente lateral izquierdo pero devenido a zaguero este año en la Reserva de Leandro Martini. Oriundo de Concordia y con varios años de inferiores en Newell's, su debut haya sido quizás la más grata sorpresa. Es que al defensor nacido en 1997 se lo vio sólido en la dupla con Maxi Coronel, cortando oportunamente en más de una ocasión y férreo en el juego por arriba. Trató de no complicarse con la pelota y apostar a sus mejores cualidades: la fuerza y la velocidad. Muy buen partido para el entrerriano, que se metió en el plantel después de integrar el selectivo y que convenció a Troglio para jugar ayer. Después de haberlo hecho de manera más que aceptable, habrá que ver qué tanto crecen sus chances.

Como interno izquierdo en una especie de 4-3-3 se paró Hernán Tifner. Diestro, categoría '96 y proveniente de Estudiantes, también sacó un aprobado el volante que llegó al club este año. Intentó siempre hacerse eje, pidió la pelota y fue el encargado de soltarse y generar juego, dejando atrás a Rinaudo y Ayala. Por momentos lo hizo bien, y lo mejor suyo se vio en el segundo tiempo, donde salió reemplazado a los 28 minutos. Buena presentación del cordobés, que se metió en el equipo en lugar de un pesado como Brahian Alemán y tuvo la muy difícil tarea de hacer jugar al equipo. Tifner así como todo el equipo, deberán mejorar en esa faceta: la generación de fútbol.

Por último y ubicado en una especie de volante-extremo derecho, se ubicó Juan Cataldi. El platense sobrino de los mellizos Barros Schelotto también tuvo un partido aceptable, con una diferencia respecto al resto: el juego no se volcó tanto por su sector. Gimnasia intentó, con Gómez primero y Ramírez después, generar peligro por el sector izquierdo respaldado en las subidas de Matías Melluso. Así las cosas, no le fue fácil elaborar juego al nacido en 1998 que de igual modo mostró varias pinceladas interesantes en una formación que tuvo bastante juventud.

De esta forma pasó el debut de Gimnasia en la temporada 2018/2019, y también de tres de sus canteranos. Importante en un equipo al que no le sobra nada en materia ecónomica, por lo que debe si o sí nutrirse de sus divisiones inferiores. Ante la posible falta de refuerzos, que aparezcan valores jóvenes siempre puede ser solución y en un momento deportivo crítico, el Lobo necesitará de todos. El próximo domingo, ante Olimpo por una nueva fase de la Copa, los juveniles pueden llegar a tener otra chance, de cara a un duro inicio de la Superliga Argentina de Fútbol.