Get Adobe Flash player
HEADER2018

JUVENILES | GIMNASIA

Sumó poco pese a la paridad

El Lobo cumplió con todos partidos muy parejos ante un grande, pero no pudo ganar en el estreno del nuevo campeonato.

F1GelpBocaLautaroPerez

Después del receso, el fixture de la nueva Superliga de Juveniles arrojó que para la presentación, Gimnasia debía medirse con Boca. Si bien se pudo observar una llamativa poca jerarquía en las divisiones mayores del Xeneize, todos los choques fueron muy parejos, al punto de haber pocas emociones. En eso, el tripero se quedó sin festejar, dado que ni en casa ni en Ezeiza pudo cantar victoria por la primera fecha. Cosechó tres unidades producto de la misma cantidad de empates y deberá esperar hasta el próximo fin de semana para sumar en cantidad.

La jornada en Estancia Chica, que recibió a las categorías más grandes, comenzó con la Cuarta. El Coco San Esteban presentó un remendado equipo debido a que varios futbolistas fueron promovidos a Reserva. Más allá de esto, el Lobo batalló y tuvo las mejores chances para llevarse todo en un partido igualmente chato. Sin embargo, ninguno encontró los caminos para complicar y se debieron conformar con un empate en cero.

Luego fue turno de la Quinta, que se pudo poner rápidamente arriba gracias a un tremendo zapatazo de Francisco Cairo. El volante tomó la pelota desde el vértice del área y la acomodó cruzada bien contra el palo. La visita reaccionó rápido, a través de un penal que Bodencer estrelló en el palo. Ya en el complemento, el Mens Sana se equivocó una vez y lo pagó con el gol que Alemán convirtió de cabeza, ante una defensa que no pudo sacar la pelota del área. De ahí en más, predominó la fricción y no volvió a haber chances claras. Como resultado, un punto para los dirigidos por Martín Saggini.

Por último jugó la Sexta, que contó con el condimento especial de la vuelta de Lautaro Chávez a las juveniles. Pese a una buena actuación del zurdo, el equipo no pudo evitar la caída. En el primer tiempo pudo haberse puesto en ventaja pero dilapidó algunas chances. En el complemento, la visita apostó todo a ganador y convirtió cerca de la media hora a través de Salazar. El equipo de Rodrigo Roselli careció de profundidad y precisión para ir a buscarlo, por lo que no pudo sumar en este primer partido.

 

En Ezeiza sufrió un poco más


Como suele suceder, las divisiones menores representan el campo donde los equipos grandes sacan las mayores diferencias. Jugando en el predio nuevo del equipo de La Ribera, los coordinados por Marcelo Ramos sufrieron y pudieron traer solo un punto. Primero, la Séptima sufrió al campeón de la última liga y cayó 2-0.

 

En siguiente turno, la Octava no pudo ante un rival al que había vencido claramente hace unos meses. Esta vez fue victoria azul y oro por 5-2, siendo Mateo Cardozo y Nicolás Furlan los goleadores del conjunto de Pablo Romero. Por último, la Novena de Andrés Ramos protagonizó otro duro compromiso y no pudo romper el marcador. Esta fue la única unidad que los más chicos trajeron a La Plata.

De esta manera se dio la jornada para Gimnasia, que si bien sumó menos que Boca, no se vio claramente superado en cada desarrollo del juego. El Lobo sigue evidenciando cierto progreso, con jugadores nuevos e ideas sólidas que se deberán seguir perfeccionando en cada división. Por la primera fecha de la Superliga, sumó solamente tres puntos pero tendrá la chance de reponerse de inmediato, cuando el próximo fin de semana se enfrente con Aldosivi. Las menores debutarán en Estancia, mientras que las mayores viajarán a Mar del Plata.