Get Adobe Flash player
HEADER2018
RESERVA | GIMNASIA

Lo bueno se hizo esperar: ¡Triunfazo tripero!

El Lobo le ganó ni más ni menos que al líder del campeonato, jugando como local en el Bosque. Gran producción albiazul.

Gelp2CARC1

GRITALO, COLO. Martínez volvió y aportó para que su equipo vuelva al triunfo. (Foto: Alejandra Cirer Chicchi).

 

LautaroPerez

 

Por la sexta fecha de la Superliga de Reserva, Gimnasia recibió hoy a Rosario Central. El encuentro se jugó en 60 y 118, contó con un gran marco y dejó ganador al local, que pudo festejar por primera vez en el torneo. Fue 2-1, gracias a los tantos de Diego Parini y Enzo Martínez, que retornó luego del breve paso por Bahía Blanca y se desahogó con el gol del triunfo. Muy buen partido del equipo que dirigen Martini y Messera, con varios puntos altos y un despliegue impresionante.

Dos llegadas le costó a los rosarinos abrir el marcador. Tomás Durso, que se había lucido dos veces, no pudo hacer nada ante un centro raso y potente que desvió Agustín Coscia. El 1-0 fue la confirmación de una leve superioridad Canalla, ante un Mens Sana que tardó en acomodarse y que contó con muchos jóvenes: entre ellos el zaguero Gustavo Areco (2000), que debutó hoy como titular y completó una buena labor. De ahí en más el anfitrión emparejó de a poco y a los 38' empató: tiro de esquina, rebote y tremendo zapatazo de Diego Parini, de afuera del área y de lleno, para fusilar a Miño y sentenciar el 1-1. Tremendo golazo del volante.

En el complemento, el equipo de "Kily" González salió con todo, y ahí Durso se hizo gigante. Una de las figuras del juego acumuló dos muy buenas tapadas: una de ellas, con la cara cuando se jugó a todo o nada en un tiro cercano. Cuando pasó el huracán, Patricio Monti -el mejor del partido- elevó el nivel y y empujó al equipo para combatir más adelante. Hasta que, a los 35', festejó un viejo conocido: Enzo Martínez, que había ingresado hace poco. Zone limpió a todos y la cedió, para que el Colo le rompa el arco a Miño con un tiro al primer palo. Tremendo desahogo para el volante, que festejó después del trago amargo.

De ahí en más, el local se hizo bien corto y reforzó la zaga con otro debutante: Tomás Fernández, el flaco categoría '99. La ahora línea de cinco defensores resistió y el Lobo terminó apretando el puño ante un verdadero triunfazo. De esos que valen mucho: en cinco partidos, Central había ganado cuatro y empatado uno. Llegó como líder y se fue sorprendido, ante un equipo que corrió y batalló hasta el final, para obtener un merecido premio.

Esta vez fue justo para Gimnasia, que había dejado muchos puntos en los últimos minutos de los partidos anteriores, cuando había hecho méritos para sumar más. Ahora consiguió su primer éxito y lleno de confianza viajará a Santa Fe, para medirse con otro duro rival y escolta de la tabla como Unión de esa provincia.


reservagelp2central1